El vídeo que Nicolás Sarkozy colgó en Facebook y que ha dado la vuelta a Europa

'Buena suerte cariñito' le desea Carla Bruni al Presidente francés antes de su reunión con el Primer Ministro de Irak

Las redes sociales están a punto de convertirse en el diario público de actores, cantantes, famosos y políticos. Los últimos en unirse a esta nueva moda han sido el Presidente de la República Francesa, Nicolás Sarkozy y su esposa, Carla Bruni que ha colgado en su perfil de Facebook un vídeo en el que ambos se muestran muy cariñosos y naturales durante una reunión con cinco lectoras de la revista femenina francesa Femme Actuelle

El vídeo que fue grabado el mes pasado durante este distendido encuentro muestra a Carla Bruni en uno de los salones del Palacio del Elíseo manteniendo una amena conversación con estas cinco mujeres que se interesan por la forma de vida y sobre sus competencias como Primera Dama. En ese momento la ex modelo dirige el tema hacía su marido del que afirma: "Sarkozy tiene una vitalidad que ustedes no se pueden imaginar". Justo en ese momento el Presidente francés hace una entrada ‘triunfal’ en el salón y con mucha naturalidad se acerca hasta su mujer para saludarla con un cariñoso beso en los labios.

"Da un poco de impresión verlo así", dice una de las periodistas mirando de arriba a abajo al Presidente. "Vengo de hacer deporte", contesta él con una gran sonrisa. "Salí precisamente para dejaros tranquilas", añade. "Pues llevamos hora y media aquí hablando ya y estamos teniendo una conversación muy agradable", añade la Primera Dama sin despegar los ojos de su marido a quien a continuación presenta a sus invitadas.

En ese mismo momento, Nicolás Sarkozy decide tomar asiento y para no interrumpir demasiado la charla lo hace en uno de los brazos del sofá. Carla, sin importarle la presencia de las cinco mujeres, le acaricia la mano y le quita cuidadosamente una pestaña de la cara mientras continua conversando amigablemente con ellas. A continuación el Presidente francés le informa de uno de sus compromisos a su esposa: "Voy a recibir al primer ministro de Irak", a lo que Carla responde: con un "¡genial!". Tras este encuentro, de alrededor de dos minutos, la pareja se despide. "Buena suerte cariñito" acaba diciendo la Primera Dama francesa mientras que Sarkozy abandona el salón.

Más sobre

Regístrate para comentar