Barack Obama anima a sus jugadoras de fútbol favoritas, sus hijas Malia y Sasha

El Presidente dedicó el fin de semana a las pequeñas mientras su esposa estaba de viaje en California

Poco a poco vamos descubriendo más detalles sobre el día a día de la nueva vida de Barack y Michelle Obama. Hace unas semanas, la esposa del Presidente contaba que los fines de semana solían dedicar parte del tiempo al fútbol y ayer, tuvimos la oportunidad de comprobarlo.

Obama asistió a dos partidos de fútbol que disputaron los equipos en los que juegan sus dos hijas, Malia, de 10 años, y Sasha, de siete. Con unos vaqueros y una cazadora de béisbol de su equipo favorito, los Medias Blancas de Chicago, pudimos verle como un padre de familia más animando.

Gran aficionado al deporte, el Presidente siguió cada una de las jugadas de Sasha, que participó primero. De hecho, en un momento determinado, se le pudo ver con los brazos en alto cantando uno de los goles. Tras finalizar el partido de su hija menor, se quedó a ver a Malia. Lejos de permanecer como un espectador más, Obama siguió animando, con entusiasmo, a las jugadoras.

Al parecer, estuvo acompañado por dos amigos. No obstante, en esta ocasión, la Primera Dama tuvo que perderse el encuentro, ya que estos días se encuentra en California, donde tenía previsto participar en una ceremonia de graduación de una universidad.

Tarde en el golf
Pero esto no fue todo, ya que por la tarde tuvo una cita más con el deporte. Acompañado por varios de sus asesores, se desplazó hasta un club de golf militar ubicado a las fueras de Washington para poder perfeccionar su swing.

Fue un día muy completo, donde también tuvo que presidir un acto oficial. El Presidente había asistido a primera hora de la mañana, en la Casa Blanca, a la presentación de su candidato a embajador en Pekín, Jon Huntsman Jr, gobernador del estado de Utah.

Más sobre

Regístrate para comentar