12 MAYO 2009

La nueva Victoria de Suecia

El cambio de estilo de la Princesa tras el anuncio de su compromiso con Daniel Westling

La princesa Victoria es otra desde el anuncio oficial de su compromiso con Daniel Westling. Una completamente distinta a la que nos tenía acostumbrados hasta ahora. Inmensamente feliz por dentro -lo suyo le ha costado: 7 años de largo noviazgo hasta conseguir la bendición de sus padres, los Reyes de Suecia, a su enlace- y radiante por fuera con una imagen ultra femenina. Son los primeros efectos de la metamorfosis nupcial que toda novia experimenta en los meses previos a su boda. Tampoco la Heredera ha querido faltar al tradicional blanca y radiante. Así que, con vistas al gran día (10 de junio de 2010) en el que dará el sí quiero a su Príncipe azul, ha comenzado su transformación. Se ha soltado la melena -ha dicho adiós a moños y coletas-; ha tomado afición al rímel, al colorete y al brillo de labios, y ha introducido en sus conjuntos escotes, minifaldas y tacones. Una nueva Victoria de Suecia se abre camino hacia al altar. A las imágenes nos remitimos.