La princesa Magdalena volvió a inaugurar anoche por segundo año consecutivo la Semana de Moda de Estocolmo en los Salones Berns de la capital sueca
Pulse sobre la imagen para ver las ampliaciones de las fotos

El desfile de Alta Costura de Christian Dior congregó entre otros rostros conocidos a don Jaime de Marichalar, que volvió a ser fiel a su cita con la moda francesa

Charlene fue una de las invitadas VIP que asistieron en primera fila al desfile de Alta Costura de Giorgio Armani en París

LA REALEZA SE CITA EN LAS PASARELAS EUROPEAS

La princesa Magdalena, don Jaime de Marichalar y Charlene Wittstock, la novia del príncipe de Alberto, toman buena nota de las tendencias para la próxima temporada

27 ENERO 2009
Los exclusivos guardarropas reales se visten de moda en muchos casos gracias a entretenidas jornadas de pases de modelos, como los que ayer llevaron a la princesa Magdalena, a don Jaime de Marichalar y a la novia del príncipe Alberto, Charlene Wittstock, a ocupar el front row de distintas pasarelas europeas.

¿Qué mejor embajadora de la moda sueca que la princesa Magdalena? Nadie. A la Princesa le apasiona el tema y es además para sus compatriotas un modelo a seguir en cuestión de elegancia y buen gusto a la hora de vestir. Así que ella y no otra volvió a inaugurar anoche por segundo año consecutivo la Semana de Moda de Estocolmo en los Salones Berns de la capital sueca. La hija menor de los reyes Carlos XVI Gustavo y Silvia, que lució para la ocasión un vestido azul noche y complementos en negro -cinturón ancho, cartera de mano y reloj deportivo-, subió al escenario, entre los aplausos del público, para cortar el lazo que marcaba la jornada inaugural de la feria. El resto del evento transcurrió para la princesa Magdalena a pie de pasarela. La Princesa siguió las propuestas para el próximo otoño-invierno en la primera fila, junto a la directora de los Salones Berns, Yvonne Sörensen-Björud, durante un concurrido desfile que reunió a lo más selecto del mundo de la moda sueca.

Jaime de Marichalar y Charlene Wittstock en París
La capital francesa ha vuelto a reunir en los desfiles de Alta Costura para la temporada de primavera-verano 2009 a grandes personalidades y, en concreto, el de Christian Dior congregó entre otros rostros conocidos a don Jaime de Marichalar, que volvió a ser fiel a su cita con la moda francesa. Tal y como lleva haciendo desde hace años, ya que es consejero y amigo del propietario del grupo LVMH, Bernard Arnault, el Duque presenció en primera fila un nuevo pase del diseñador John Galliano con sus propuestas para las grandes citas estivales.

No fue el único allegado a la realeza a pie de pasarela en los desfiles de Alta Costura parisinos. Mientras el príncipe Alberto asistía en el puerto de Mónaco a los actos conmemorativos de la fiesta de Santa Devota, su novia, Charlene Wittstock, tomaba buena nota de las propuestas de Giorgio Armani durante su presentación en la capital francesa. Charlene, que vistió para la ocasión chaqueta de color oro sin solapa y con frunces en los bolsillos, maxi cinturón con lazo de serpiente y pantalón de pata de gallo en tonos tostados, fue una de las invitadas VIP que asistieron en primera fila al desfile del diseñador italiano.

Tampoco Charlene, que ha experimentado una notable metamorfosis de deportista olímpica a gran dama, acude por primera vez a un pase de moda para conocer de primera mano la obra de su diseñador fetiche y gran amigo, ya el pasado mes de septiembre asistió a uno de sus desfiles en la Semana de la Moda de Milán. Ayer no se perdió detalle de las espectaculares creaciones con aire oriental que el modisto proponía para grandes ocasiones, como las galas del Principado en las que Charlene ejerce de manera impecable su improvisado papel de Primera Dama. Verdaderas joyas de Alta Costura que le harán sentirse como una reina.


  • Compartir esta noticia:
  • Añadir a del.icio.us
  • Añadir a marcadores de google
  • Añadir a menéame
  • Añadir a YahooMyWeb
  • Añadir a fresqui
  • buscar en Technorati
  • Agregar esta página a Mister Wong


¿Qué es esto?