Miranda Kerr muestra su vestido de novia inspirado en el de una princesa, Grace Kelly