Miranda Kerr, una novia con mucho 'ángel'