El exclusivo vestido de Angela Akins, una novia de ensueño, en su boda con el golfista Sergio García

Controló cuidadosamente todos los detalles del enlace y, como no podía ser menos, también su diseño nupcial, una creación de encaje con estratégicas aberturas, de la firma estadounidense Coutures by Laura

Desde un rancho que la familia de la novia tiene en Texas, la periodista deportiva Angela Akins y el golfista español Sergio García se dieron el ‘sí, quiero’ en una ceremonia llena de detalles de ensueño, tal y como muestra la revista ¡HOLA! de esta semana en un excepcional reportaje de 10 páginas. Un enlace en el que la contrayente estaba espectacular con un vestido exclusivo de la firma Coutures by Laura (tras la que figura la diseñadora de Austin Laura González).

De línea sirena y estratégicas aberturas

En concreto, Angela Akins optó por un diseño de línea sirena que acentuaba su espectacular figura. Además, presentaba un pronunciado escote y una abertura en la parte lateral de la falda, para permitir moverse con mayor comodidad. Además, y como si de un vestido de alfombra roja se tratara, dejaba la espalda al aire con un cut-out en forma de triángulo invertido.

angela_akins_vestido2zVER GALERÍA

SI QUIERES LEER EL REPORTAJE COMPLETO, CONSIGUE LA REVISTA EN iPADANDROID O DESCÁRGATELA AQUÍ

Confeccionado en encaje, hay q tener presente que la firma Coutures by Laura apuesta por fibras y texturas exclusivas (sobre todo algodón y seda) cuidadosamente seleccionadas para la creación de unos vestidos cuya máxima, según la web de la compañía, es dar forma a un diseño “intemporal, elegante, distintivo, exquisito, único en su género, original y de máxima calidad”. Como dato curioso, hay que saber que esta compañía nació hace 40 años y, su primer vestido fue el de su fundadora.

Los complementos de Angela

Por la textura y diseño ‘de película’, la novia optó por no recargar su imagen con muchos complementos. De hecho, como joyas, llevó solamente unos pendientes muy minimalistas con formas geométricas de Kendra Scott, que acompañaban a su anillo de pedida. Como calzado, unas sandalias-joya que brillaban a cada paso que daba. El toque natural y acorde con el escenario elegido para la celebración lo ponía su gran ramo de flores en tonos pastel y vibrantes hojas verdes, y el adorno floral que lució en un lateral de su cabeza recogiendo la melena en una coleta baja.

Más sobre

Regístrate para comentar