Así son los tratamientos de belleza 'exprés' para las novias que se casen después del verano

La medicina estética permite dar un empujón al calendario 'beauty' de las novias de otoño

La cuenta atrás para las bodas de otoño a veces es difícil cuadrarlo con las vacaciones: se hace necesario plantearse si hacemos un break mientras veraneamos, si tenemos que adaptar nuestro plan nutricional durante las vacaciones, o si hay que viajar al destino que sea con la maleta llena de cremas, lociones y otros productos de belleza de largo recorrido. Algo parecido pasa con los tratamientos de novia: muchos comienzan meses antes de la boda (algunos hasta seis meses) y a veces tenemos que dar un pequeño rodeo para no interrumpirlos del todo durante el verano, o escoger entre los tratamientos flash posvacacionales, o los semipermanentes.

novias-belelza-01VER GALERÍA

¿Cuándo debería comenzar entonces el ritual de belleza? Y lo más importante, ¿cuáles son las tendencias en estética y tratamientos cosméticos de la temporada? Raquel García Burguillos, directora de la clínica médico-estética Ibiza, en Madrid, recomienda comenzar con el plan B al menos tres o cuatros meses antes del 'sí quiero' en los tratamientos para el rostro, y entre dos y tres meses para los corporales. Es decir, para una boda que se celebre en otoño, deberíamos estar marcando ya en el calendario cuándo comenzar al menos con un diagnóstico beauty.

"Son muchas cosas importantes las que hay en una boda", explica Raquel, "una de ellas es que la novia esté radiante el día de su boda y se sienta guapa". Aunque la depilación láser y los tratamientos faciales son los más reclamados, la tendencia es que cada vez más novias se interesen por tratamientos corporales reductores y reafirmantes, o programas de belleza integrales que incluyen un ritual completo. Para ello, explica, es importante realizar un plan de belleza que combine la parte estética con la médica, empezando por el análisis exhaustivo de la piel, y determinando los tratamientos y cuidados adecuados para cada una. Algo especialmente importante en las novias que se casan en otoño (la piel está un poco más dañada después del verano por el efecto del sol, de ahí que se recomiende el uso de cremas solares de amplio espectro incluso si sólo vamos a estar en la calle un ratito), y es precisamente de la calidad de la piel de lo que depende lo luminoso que aparezca el rostro, así como otras zonas del cuerpo que queden al descubierto con el vestido.

PARA LUCIR UNA CARA PERFECTA

"Los cuidados de la piel del rostro dependerán de la edad y del estado de nuestra piel cuando nos vayamos a casar", explica la directora de la clínica Ibiza. Dos de los tratamientos estrella para conseguir luminosidad e hidratación son los peeling químicos y las mesoterapias faciales; "sobre todo a partir de los 25 o 26 años, idealmente combinando ambos tratamientos entre tres y cuatro meses antes de la boda, aunque la profundidad de los peeling y los componentes de las vitaminas varían en función de las necesidades de la piel de cada una". Si lo que nos preocupan es el tercio superior de la cara "el tratamiento ideal es la toxina botulínica, que ayuda a atenuar las líneas de expresión de la frente, entrecejo y patas de gallo y ayuda a conseguir un aspecto mas descansado".

Si lo que nos preocupa es la pérdida de volúmenes en el rostro, entonces quizás nos interesen los rellenos con ácido hialurónico o hidroxiapatita cálcica. El ácido hialurónico se ha convertido en un bestseller entre muchas novias en los últimos años, y es uno de los tratamientos más demandados en muchísimas clínicas médico-estéticas. Este tratamiento, además, es de los considerados semi-permanentes: su duración puede prolongarse hasta seis meses, por lo que hay que tener en cuenta estos tiempos no tanto para programarlos en nuestra agenda beauty a medio año vista, sino por si queremos hacer una prueba previa antes de decidirnos. A pesar de todo, explican desde la clínica, el ácido hialurónico "permite obtener un aspecto muy natural, y además se realiza en dos sesiones, para estar seguros que el resultado sea el deseado".

PARA LUCIR UN 'CUERPO 10'

Además de la nutrición y el deporte, que ya hemos visto pueden hacer efecto a tres meses vista de la boda, los tratamientos estéticos pueden ayudar a dar un empujón beauty a algunas zonas del cuerpo, especialmente las más rebeldes. Sobre todo durante el verano, cuando tendemos a relajarnos más y no estar tan pendientes de la dieta y el gym. En el caso de los tratamientos corporales "siempre es necesario hacer un diagnóstico para realizar el tratamiento más efectivo según las necesidades de cada novia". A pesar de todo, para modelar la figura los tratamientos más solicitados y más efectivos suelen ser la dualipolisis, lipodrenación y lifting de muslos, "idealmente combinando estos tratamientos con infiltraciones de mesoterapia o aqualyx".

Para que la piel del cuerpo luzca perfecta, sobre todo dependiendo de cómo sea el estilo del vestido, podemos optar por un peeling químico corporal para espalda y escote. "En la semana antes de la boda, lo recomendable sería optar un peeling corporal y un tratamiento purificante, donde renovemos la piel con aceites y esencias de frutas tropicales, y uno o dos días antes, un tratamiento corporal hidratante para conseguir una piel de seda y mimar el cuerpo con un masaje relajante completo".

LOS CINCO TRATAMIENTOS 'TOP' PARA NOVIAS

¿Necesitas más detalles? Estos son los cinco tratamientos imprescindibles para las novias que se vayan a casar próximamente que recomiendan desde la clínica Ibiza.

1. Luminosidad facial de forma natural

"El tratamiento perfecto para llegar radiante y luminosa al altar es sin duda el Plasma Rico en Plaquetas, una técnica de regeneración de los tejidos que permite aumentar el grosor, tersura y rejuvenecimiento de la piel. Es el sustituto de otros tratamientos como el relleno de ácido hialurónico o la toxina botulínica que comentábamos antes, se combina con la técnica de la mesoterapia inyectada y estimula en gran medida la formación de colágeno".

Sesiones: como mínimo dos sesiones en un período de uno a dos meses.

2. Labios perfectos

"Un tratamiento de relleno y remodelación a base de ácido hialurónico es una solución instantánea que consigue aumentar sutilmente el tamaño de los labios, perfilarlos, corregir posibles defectos o asimetrías y eliminar arrugas verticales de la parte superior".

Sesiones: con una única sesión los resultados duran entre seis y nueve meses.

3. Eliminar manchitas en la cara

"El peeling químico de Fenol es la solución para aquellas novias que tengan manchas en la cara, cicatrices, marcas de acné y quieran además tensar la piel y disminuir ciertas arrugas. Consiste en una exfoliación controlada de la piel, que elimina la parte más externa para permitir su regeneración y renovación. Los efectos son claramente visibles reduciendo el número, tamaño y profundidad de las arrugas, se logra aclarar las manchas de la cara y se consigue un color más homogéneo. Además, de reducir las lesiones de acné, así como las cicatrices".

Sesiones: se recomiendan un mínimo de dos sesiones con un intervalo de un mes entre sesión y sesión.

4. Reducir una talla en el vestido

"Reducir una o dos tallas sin necesitad de dietas ni cirugías es el resultado de la Dualipólisis 360, un tratamiento no invasivo que logra eliminar la célula grasa. Además favorece la textura de la piel y ataca a la flacidez y celulitis".

Sesiones: se trata de un tratamiento bifásico, con una primera sesión en la que se aplica un láser de diodo de clase III, y una segunda fase que consiste en la aplicación de ondas electromagnéticas de alta frecuencia. Todo el proceso puede durar entre dos y cuatro semanas.

5. Piernas de 10 en tiempo exprés

"Tonificar los muslos requiere mucho tiempo de rutina deportiva por lo que los tratamientos estéticos sin cirugía son una buena opción para mejorar el aspecto de las piernas en tiempo récord. El lifting de muslos sin cirugía consigue estimular la producción de fibras de colágeno, aumentar el metabolismo de la grasa y mejorar la circulación local por medio de un calentamiento controlado de las distintas capas de la piel, reafirmando y aumentando la tonicidad muscular de las piernas. Esta técnica actúa además reduciendo el contorno de los músculos y favorece el drenaje de los líquidos retenidos en esta zona".

Sesiones: el número de sesiones recomendado está entre ocho y diez.

Más sobre: