'Tips' de estilo para novias de invierno

Las bodas más frías del año están al caer. ¿Sabes cómo ir abrigada sin renunciar a tu 'look' de novia?

Jenna Lyons, la directora creativa de la firma J. Crew, fue una de las invitadas a la boda de otoño de Solange Knowles el pasado fin de semana. La fashionista se sumó a la norma dictada por los novios de que todos los invitados, sin excepción, debían ir vestidos de blanco. La misma hermana pequeña de Beyoncé nos daba entonces tres pistas de cómo afrontar las bajas temperaturas nupciales, llegando a vestir hasta tres outfits, diseñados indistintamente por Humberto Leon y el diseñador francés Stephane Rolland. Aunque del elenco al completo de VIPs que se dejaron caer por la ceremonia, sin duda fue la it-girl neoyorquina la que más y mejor acertó con su look.

novias-invierno-12VER GALERÍA

Jenna Lyons, una de las invitadas VIP de la boda de Solange Knowles

Un look que, de puro blanco, también arroja algo de luz sobre la eterna duda de cómo vestirse para una boda de invierno, no sólo cuando eres invitada: también las novias pueden tomar inspiración de esta espectacular maxifalda de plumas en color marfil, combinada con camisa blanca lisa y abrigo de piel. El cabello, recogido en un moño bajo de aire exprés, redondeaba el conjunto, uno de los mejores hasta la fecha en lo que a invitadas de boda se refiere. Sencillo, chic, y sobre todo abrigado, Jenna Lyons encabeza nuestra lista de tips para las novias más invernales del año.

novias-invierno-01VER GALERÍA

Los nuevos boleros y chaquetas de novia, con transparencias, microbordados y pedrería

El primer consejo y más importante: la manga larga, que si bien puede ir incorporada al vestido (de encaje y a la muñeca, como la del vestido de novia de la Duquesa de Cambridge), también puede lucirse a modo de segunda piel, con una fina capa de tejido extra que se puede desprender fácilmente y cuando sea necesario. Entre las nuevas colecciones nupciales, la segunda piel adquiere la forma de toreras de encaje con transparencias, chaquetas con microvolantes y ruffles, y falsos crop-top, que permiten añadir una capa extra algo más cortita al vestido, añadiendo manga tres cuartos o al codo, y, a veces, incluso incorporando un cuello alto o tipo mao a la zona superior del diseño.

novias-invierno-02VER GALERÍA

Las plumas añaden un plus de confort a los vestidos de novia invernales

Los tejidos son, de hecho, la clave para no sacrificar ni un ápice de estilo por el mero hecho de estar calentitas: la delicadeza de las prendas de gasa y seda propias de las bodas veraniegas quedan relegadas a un segundo plano en favor de los mikados, el satén duquesa o las sobrefaladas de tul, además de los apliques de piel, las prendas de lana, el terciopelo, los borcados y, sobre todo, las plumas, que aparecen tanto en torno al cuello y escote como bordadas a la falda. Entre las tendencias de temporada tampoco faltan los vestidos con un extra de tejido, como las capas desmontables, las maxifaldas que permiten reajustarse a la figura, o las mangas con caída XL, que penden de la espalda a modo de capa o incluso de cola, y que también darán un plus de calor al vestido de novia.

novias-invierno-07VER GALERÍA

Los pantalones de novia adquieren más sentido que nunca en las bodas de invierno

Los abrigos, blazer y chaquetas se emplean para poner una nota de color al vestido de novia de invierno y romper con el entorno que a veces contagia de blanco incluso al paisaje, además de las prendas de punto o tricotadas, perfectas para novias urbanas, especialmente si elegimos un color en contraste con el de nuestro traje, como el achampanado, el caramelo, el marfil o los empolvados y nude. Otras variantes más oscuras: el abrigo color cámel, una de las tendencias que arrasaba en las primeras bodas del año, después de que Cara Delevingne acudiese a la boda de su hermana con una gabardina en este color.

novias-invierno-08VER GALERÍA

Vestidos con extra de tejido, en las mangas a modo de capa o cola larga

Otra idea que es importante considerar al elegir un vestido de novia de invierno es la del pantalón, en forma de dos piezas y con la camisa o top por separado, o a modo de mono, como el de Solange, que admite además combinar la prenda superior con piezas de cachemira o incluso un suéter de novia, con más soltura y naturalidad de lo que admitiría que un vestido. El truco visual en estos casos lo pone el tejido ilusión, una malla finísima que sirve para cubrir la piel de manera casi invisble, a menudo bordada con intrincados detalles de encaje, y que permite llevar la espalda o el escote casi al descubierto sin que los invitados se den cuenta de este peculiar trompe l'oeil.

novias-invierno-04VER GALERÍA

Maxirebecas, cardigan y prendas de punto para novia

Los complementos: botas de novia con piel de pelo y zapatos cerrados, además de guantes y cuellos, o medias tupidas, que pueden ser lisas en color blanco, completamente transparentes, o incluso incorporar bordados, como las medias-joya de Chanel.

Descubre todos estos tips de estilo de invierno en la galería de imágenes.

Más sobre

Regístrate para comentar