Todas las tendencias del 'swimwear' de novia de la temporada

Los bañadores y biquinis nupciales son la evolución del popular 'crop-top'

VER GALERÍA

Las bodas playeras y destination weddings han popularizado el uso de la moda de baño nupcial

El primero fue Oscar de la Renta: su desfile de trajes de novia en la reciente edición de la New York Bridal Week se abría con un par de vestidos de aire hawaiano, con holgados collares de flores, modelos de pies descalzos y hasta un pareo combinado con un top de encaje. No era la primera vez que el diseñador dominicano más popular del circuito internacional dibujaba una novia amante de los cortes arriesgados: ya el año pasado hacía lo mismo sacando a la pasarela uno de los primeros crop-tops nupciales, combinado con pantalón blanco.

La imagen se repetía en Madrid semanas más tarde, con la celebración de la pasarela Costura España: las firmas de novia ibicencas conseguían finalmente un espacio donde presentar sus tendencias, y el look de la novia playera se convertía en referencia en más de un desfile, llegando a incluir numerosos tops y biquinis de novia entre las propuestas más veraniegas.

VER GALERÍA

Oscar de la Renta ya presentaba este año una novia con pareo en su desfile en Nueva York

Aunque parezca una contrariedad dentro del empaque del universo nupcial, el swimwear de novia ha ido ganando puntos en los últimos años: la misma Kate Upton se convertía la temporada pasada en imagen de la línea nupcial de bañadores de la firma Beach Bunny, con modelos en blanco y azul celeste. La popularidad de los biquinis de novia llega por partida doble: por un lado, por el auge de las bodas playeras y destinantion weddings que se celebran a la orilla del mar, o para el caso, a bordo de un barco, un muelle o junto a una piscina. Por otro, la moda de baño permite para dar continuidad al look de novia durante la luna de miel, especialmente cuando se escoge un destino paradisíaco en lugar de un safari o una escapada urbana o de aventura.

Por suerte para las novias, el blanco es y será siempre un color inamovible dentro de las colecciones de baño de temporada. Lo que sí cambia son los cortes: entre las propuestas del verano 2014 sorprende el auge del bañador de una pieza frente al biquini, que pierde puntos en favor de este gran clásico, incorporando escotes en uve, cortes laterales, asimetrías o incluso algún que otro triquini en su versión más sexy. Fundamental, eso sí, tener en cuenta el 'truco' de estas prendas a la hora de tomar el sol: las marcas serán mucho menos discretas que con un bañador corriente o un dos piezas.

La tendencia destacada: los drapeados que se cruzan sobre el pecho, las transparencias y el crochet. Descúbrelas todas en la galería de imágenes.

Más sobre

Regístrate para comentar