Fotografiar el anillo de compromiso es la nueva moda de Instagram

El 'relfie' ha ido ganando adeptas gracias a 'celebrities' como Kim Kardashian



Kim Kardashian ha popularizado la moda del 'relfie', un 'selfie' del anillo de compromiso


Repetida hasta a saciedad en redes sociales, 'selfie' fue la palabra del año en 2013. Una moda que ha adquirido proporciones nupciales en los últimos meses, gracias sobre todo a las cuentas de Instagram o Twitter de los famosos: para los menos entendidos -cualquiera que pertenezca a una generación anterior a los años 80, por ejemplo-, una fotografía selfie se realiza normalmente con un teléfono móvil con cámara o un smartphone, a modo de autorretrato o 'autofoto'.

La nueva moda para 2014, con palabra de nuevo acuño incluida, no es otra que el relfie, o lo que es lo mismo, un selfie que incluye exclusivamente la mano de la persona protagonista, luciendo anillo, y que suele acompañar a la pedida de mano, convirtiéndose en la versión 2.0 del anuncio del compromiso de los novios.




Una de las primeras imágenes del anillo de compromiso de Kim Kardashian en la manita de su hija, North


'¡Ha dicho sí!', '¡Me lo pidió! o la misma fecha de la boda son algunos de los hashtag más populares de estas imágenes, que en los últimos meses han protagonizado las cuentas en redes sociales de muchísimas famosas adictas al selfie. Instagram es el medio más popular, aunque Twitter también se ha llevado su cuota de fotografías con las alianzas como protagonistas. Una de las primeras en disparar esta moda: la televisiva Kim Kardashian, que por fin daba el 'sí quiero' el pasado fin de semana en Florencia, tras varios meses de relfies compartidos vía Instagram, y que incluían una tierna imagen de su espléndido anillo de diseño en la manita de North, la hija que comparte con Kanye West.




La actriz Kate Bosworth también compartía un 'relfie' a través de su cuenta de Twitter


Más relfies célebres: el de Kate Bosworth, que tras anunciar su compromiso de boda en su blog personal, compartía en Twitter una instantánea en blanco y negro desvelando un anillo de diamantes en talla cuadrada. Olivia Palermo hacía la propio a principios de año con un auto vídeo, tras prometerse con el modelo Johannes Huebl en unas vacaciones en San Bartolomé. Y el Angel de Victoria's Secret, Britt Maren, hacía lo mismo con un relfie clásico, donde mostraba al mundo su solitario pocos días después de anunciar su compromiso a través de su cuenta de Instagram.




La modelo Britt Maren fotografiaba su anillo en noviembre, días después de anunciar que estaba prometida


La manicura impecable de la modelo no es la única que ha tomado al asalto las redes sociales: los relfies han disparado las intervenciones estéticas de las manos, con la única finalidad de lucirlas en la foto de marras. Una tendencia que confirmaban hace sólo unos días al diario New York Times el Dr. David Bank, director del centro de dermatología de Mount Kisco, en Nueva York, y que establecía una relación directamente proporcional entre el número de intervenciones de manos realizadas en mujeres jóvenes en los últimos dos años: según el diario, hasta ocho pacientes al mes solicitan una consulta de manos por cada centro estético en Manhattan, con un top 5 que incluye desde las microdermoabrasiones a los peeling de manos, las inyecciones para la corrección de volumen o los tratamientos de luz pulsada.

Una reacción algo excesiva para una fotografía que apenas superará el círculo de nuestros amigos más íntimos: otros trucos más light para sacar a relucir lo mejor de nuestras manos sin recurrir a este extremo serían los juegos de luz, los ángulos que favorezcan los detalles del anillo, elegir un fondo bonito, usar un filtro de la app de nuestra elección o lucir una buena manicura.

Más sobre

Regístrate para comentar