El vestido de novia de Kate Moss se exhibe en el museo Victoria and Albert de Londres

La exposición permite hacer un recorrido por la historia reciente del traje de novia

VER GALERÍA

La nueva exposición del museo Victoria and Albert permite ver de cerca el traje de novia de Kate Moss


Ajena a las polémicas, Kate Moss elegía para diseñar su vestido de novia a John Galliano, poco después de la salida de éste por la puerta de atrás de la maison Dior tras unas escandalosas declaraciones. El modelo, en gasa transparente color champán con paillettes doradas y efecto degradado desde los pies, no sólo es uno de los vestidos de novia icónicos de todos los tiempos: también se ha convertido en el mejor ejemplo de cómo crear un traje de novia en perfecta sintonía con la personalidad de la mujer que lo lleva.

Un honor que ha hecho del vestido en cuestión una de las piezas clave de la exposición Wedding Dresses 1775-2014, que acaba de abrir sus puertas en el museo Victoria & Albert de Londres, y se podrá visitar a lo largo de todo 2014, hasta marzo del año que viene.




La exhibición hace un recorrido por la moda nupcial de los últimos doscientos años


Este recorrido histórico del traje de novia abarca la trayectoria de una de las prendas femeninas más importantes a través de las décadas, a lo largo de un arco de más de doscientos años: la forma en que imaginamos nuestro vestido de novia tiene mucho que ver con las tendencias de temporada; a pesar de que los ciclos de la moda suelen moverse en coordenadas cada vez más cortas, con colecciones que ven la luz una vez al año, o incluso menos, cada traje de novia, dicen, debe ser reflejo de la época en la que se creó.




El diseñador Ian Stuart, frente a uno de los modelos expuestos en Londres


Este particular recorrido cronológico, que ha llevado casi cinco años de investigación, incorpora numerosos vestidos de novia históricos, además de curiosidades, tendencias, patrones y algunos modelos contemporáneos, como el de la top británica, además del traje de novia en rosa y blanco de Gwen Stefani, el de Dita von Teese o el abrigo plateado de la Duquesa de Cornualles en su boda junto al príncipe Carlos. La exposición, además, ha servido para ampliar considerablemente el archivo de prendas del museo, que hasta ahora contaba con una pequeña selección de trajes de novia en su departamento de historia de la moda.

Otras piezas destacadas: un precioso vestido de novia en gasa de seda de color rojo datado de 1938, un espectacular Christian Lacroix negro de principios de los años 90, o las pomposas muselinas en marfil o morado de mediados del siglo XIX.

Más sobre

Regístrate para comentar