El vestido de novia 'made in Spain', el más vendido en todo el mundo

Las exportaciones españolas se sitúan sólo por detrás de China, que fabrica sus modelos en serie



Pronovias será una de las firmas que desvele sus nuevas colecciones en la Barcelona Bridal Week


Una de cada diez novias de todo el mundo viste un traje made in Spain. Así lo ha desvelado estos días la Barcelona Bridal Week, que dará comienzo en la tarde de mañana en Barcelona, y se prolongará hasta el viernes, abriendo con sendos desfiles de Rosa Clará y Pronovias.

Una cifra que convierte a España en el segundo país exportador de trajes de novia a nivel mundial, sólo por detrás de China, donde los vestidos se confeccionan en serie. De hecho, según los datos ofrecidos por el Centro de Información Textil y de la Confección, sólo durante el año 2013 las exportaciones españolas en vestidos de novia habrían aumentado en casi un 14 por ciento con respecto al año anterior, alcanzando una facturación total de más de 436 millones de euros. De ellos, 190 millones corresponderían al mercado catalán, que supone por sí solo el 43,6% del total.

Aunque suela tomar por sorpresa, el sector de la moda para novia, novio y ceremonia es uno de los más activos de la economía española. De hecho, según un informe distribuido por la consultora Deloitte en mayo 2012, la industria nupcial española es capaz de facturar por sí sola hasta 1.300 millones de euros en un año, el 15% del total del sector textil. Aunque los gastos relacionados con la celebración de la boda han descendido sustancialmente en los últimos cinco años (en algunos casos, nos gastamos hasta casi la mitad de lo que hacíamos antes), las novias siguen invirtiendo en el vestido casi lo mismo que antes, recurriendo casi siempre a firmas nacionales, muchas de las cuales desfilarán en Barcelona en los próximos días, desvelando las colecciones para la temporada 2015.

El vestido de novia es el que sufre menos recortes entre los todos los gastos del enlace, frente al banquete, el viaje de novios y otros detalles nupciales. De hecho, y según la Federación de Usuarios y Consumidores Independientes, de media el traje supondría un desembolso superior a los 500 euros, a los que hay que sumar el precio de los zapatos, complementos, maquillaje, peinado y ramo, que incrementan notoriamente el presupuesto, que como mínimo llega a los 1.500 euros por el beauty look de la novia al completo.

Más sobre

Regístrate para comentar