¿Sabes cómo distinguir tejidos a simple vista?

Te proponemos una pequeña guía por algunos de los tejidos más habituales entre las colecciones de novia

by hola.com
¿Cuál es la diferencia entre el chiffon, el satén y la organza? ¿Sabías que la aspereza tiene que ver con el entramado del tejido? ¿Por qué el tul es rígido y la seda no? El tejido de cada vestido de novia determina tanto la caída y peso del mismo, como el precio final que encontrarás en la etiqueta, o la facilidad para adaptarlo a tu silueta a lo largo de las diferentes pruebas. El catálogo de telas parte de dos grandes grupos: naturales, como las sedas y el algodón, o de fabricación sintética. ¿Sabes cómo distinguirlos a simple vista?
* Usa las teclas derecha e izquierda para navegar por las fotos en la página
ENCAJE: Es un tipo de tejido elaborado a mano, casi siempre con bordados en forma de detalles geométricos o flores sobre una red transparente. Es el tejido más popular entre los trajes de novia. En la imagen: trajes de novia de las colecciones 2014 de Luisa Beccaria, YolanCris, Christos y Temperley London. © Estrop
MALLA ILUSIÓN: La malla ilusión se ha popularizado en los últimos años, haciendo aparición en los escotes y espaldas al descubierto. Se trata de una red muy finita de tejido que sirve para crear la 'ilusión' de que la piel se encuentra completamente al aire, cuando en realidad no es así. También se utiliza para bordar pequeños detalles de cristales o strass, que parecen flotar sobre la piel. En la imagen, detale de escote y manga ilusión de Pronovias. © Estrop
ORGANZA Y CHIFFON: Aunque resulten similares a la vista, la organza y el chiffon no son del todo iguales en su composición. La primera, que se emplea sobre todo en los vestidos con un efecto vaporoso y de caída suave, es una muselina de algodón, mientras que el chiffon se elabora con hilos crepé de algodón o seda, y es algo más elástico y áspero al tacto. En la imagen, Temperley London y Miquel Suay. © Estrop
MIKADO: Al contrario que todos los anteriores, el mikado es un tejido con mucho cuerpo, y suele usarse en faldas con mucho volúmen o gran caída. Se compone de seda natural gruesa y textura granulada. De izquierda a derecha, vestidos de novia de las colecciones 2014 de Pronovias y Amsale © Estrop
TUL: Otro tejido muy, muy finito, elaborado en seda. Suele hacer acto de presencia en velos de novia, faldas tu-tú o bailarina con mucho vuelo, o manguitas hiperrománticas.Su carcaterística principal es el entramado de hilos, que se obtienen mediante un mecanismo especial. En la imagen: Pronovias, Christos y Rosa Clará. © Estrop
APLICACIONES: En cristal, pedrería, strass o, como estas de Oscar de la Renta, en forma de diminutas flores de tela. © Estrop
PÉTALOS: Cortados sobre gasa de seda, o a tono con el tejido de la falda y el cuerpo, los pétalos de flores suelen aparecer bordados a modo de casacada, como en este modelo de Elie Saab para Pronovias. © Estrop
SATÉN: El satén es un tejido de algodón, de mucho brillo, de tacto muy liso y suave, pero con consistencia. Suele usarse en vestidos de novia lenceros, como estos de la colección de Maggie Sottero. © Estrop
BROCADOS: El brocado es un tipo de dibujo que se teje sobre un fondo de seda muy gruesa, generando un ligero relieve y un distintivo brillo metalizado. En los vestidos de novia los motivos suelen ser de flores y elaborados en un único color, que contrasta sobre el del tejido principal. En la imagen, ejemplos de las colecciones de Christopher Kane en oro, y Raimon Bundó en blanco. © Estrop
PIEL: Sintética o natural, en los vestidos de novia se reduce a los detalles de los trajes de invierno, las estolas, los cuellos o las capas, como esta de la nueva colección de Carolina Herrera. © Estrop