Un repaso al armario de fiesta de la Infanta Elena

La Duquesa de Lugo es uno de los referentes de la moda con raíces españolas

VER GALERÍA

El inolvidable look goyesco de la Infanta Elena en la Boda Real de Suecia

Dicen que el estilo de la Infanta Elena cambió inevitablemente tras pasar por el altar junto a Don Jaime de Marichalar. Al fin y al cabo, el ex marido de la Infanta ha sido durante años una de las figuras clave en el front-row de la moda española, amante del buen vestir pero también de las combinaciones imposibles.

El estilo de la Infanta en estos últimos veinte años ha dado un giro radical, aunque ha sido su presencia en las bodas, Reales o no, lo que más y mejor ha reflejado los cambios en su vestuario de fiesta. Un ejemplo de este giro radical sería la aparición de la pareja en la boda de Doña Cristina e Iñaki Urdangarín, apenas un par de años más tarde, y que se convertiría en el eje pivotal del cambio: un antes y un despúes para la Duquesa de Lugo, que se decantaba entonces por un Christian Lacroix de Alta Costura, con falda de encaje en color rosa, y una pamela malva firmada por el mismo diseñador.



El vestido color capote fue una creación de Lorenzo Caprile, con torera y traje strapless

El segundo gran momento llegaría con la boda de Alexia de Gracia y Carlos Morales en Londres, allá por 1999, cuando el matrimonio cumplía cuatro años de casados. El fashion statement de la Infanta Elena en aquella ocasión se traducía en un espectacular tocado de grandes dimensiones, coronado con plumas, acompañando un dos piezas con chaqueta y falda en color marfil, guantes y un bolso Lady Dior azul celeste.


La Duquesa de Lugo ha hecho de su armario de fiesta un fashion statement

La carta de colores empleada entonces ya avanzaba una cierta visión avant garde frente a la moda que estaría por venir en la década de los 00, y consolidaba a la pareja como un referente que comenzaba a vestirse a la par. El rojo se convertiría a partir de entonces en uno de los invitados estrella en el armario de fiesta de la Infanta, que siempre ha profesado un gusto especial por la moda de raíces españolas, incluída la mantilla y peineta que luciría en la boda entre los Príncipes de Asturias, o los vestidos de volantes acompañados de mantón de Manila.

Otros best moments de la Infanta en la última década: sin duda la capa oversize en color fucsia que luciría en la boda de Federico y Mary de Dinamarca, ensombrecida únicamente por el vestido rojo de Doña Letizia, y el espectacular Lorenzo Caprile en color capote y torera de corte goyesco de la boda entre Victoria de Suecia y Daniel Westling, posiblemente su look más espectacular y memorable hasta la fecha.

No te pierdas la evolución del estilo de la Infanta Elena en la galería de imágenes.

Más sobre

Regístrate para comentar