Cuatro hoteles para celebrar una boda de lujo en Madrid

Recorremos una de las arterias principales de la capital en busca de sus hoteles de lujo

VER GALERÍA

El Hotel Westin Palace, en Madrid, ofrece servicio integral de organización de bodas

Aunque las destination weddings estén al alza, las bodas urbanas no han dejado de ser una de las opciones preferidas entre los novios 'urbanitas': escaparse al campo a dar el 'sí quiero' es tentador, pero también lo es celebrar una ceremonia en pleno casco histórico, rodeados por los escenarios de todos los días, edificios históricos, rincones con encanto y jardines. Uno de los ejes que divide Madrid y convierte la ciudad en un núcleo hotelero de referencia es el que se extiende a lo largo del Paseo de la Castellana, el Prado y Recoletos, que nutre de actividad a la capital de norte a sur.

Madrid está llena de escenarios increíbles, con preciosos rincones urbanos donde organizar una sesión de fotos, capillas escondidas y hoteles de lujo. Uno de estos hoteles de cinco estrellas es el Villa Magna, en plena Milla de Oro madrileña, y que cuenta con una wedding planner experta en organización de bodas, además de una selecta propuesta gastronómica a cargo del chef Rodrigo de la Calle. Su propuesta integra ocho menús nupciales, con cóctel de bienvenida, platos principales y postre, así como café e infusiones servidos con mignardises o petit four de tradición francesa.


El jardín interior del Hotel Villa Magna

El hotel, referencia en el starsystem fuera de nuestras fronteras, ofrece la oportunidad de coordinar a hasta 350 invitados: su infraestructura cuenta con cinco salones, salas privadas, terrazas con vistas al skyline de Madrid, y jardines. Como en un película, el servicio de organización de bodas se encarga de planificar cada detalle: decoración, floristería, mantelería, música e invitaciones.

VER GALERÍA

Oferta gastronómica de los hoteles Hesperia y Villa Magna

Otro hotel de referencia en Madrid es el Ritz, en la Plaza de la Lealtad. Un espectacular edificio concebido ya como un hotel a principios del siglo XX, y que celebraba su centenario en 2010. Su posición es clave a la hora de dar con un entorno castizo cien por cien: enclavado entre el Museo del Prado y el Thyssen Bornemisza, y a pocos minutos del parque del Buen Retiro y el Jardín Botánico, el Ritz de Madrid también cuenta con un equipo de especialistas expertos en el diseño de bodas, con capacidad para organizar desde el catering hasta una orquesta de siete componentes, o banquetes de quinientos invitados.

VER GALERÍA

Una de las suites del hotel Ritz

Dos años después de la apertura del Ritz, su vecino, el Hotel Westin Palace (más conocido como Hotel Palace a secas), abría sus puertas en la Plaza de las Cortes, también en el distrito centro. Dos años más joven, el hotel se convertía en 1912 en el más grande de toda Europa, con cuatrocientas habitaciones que incorporaban lujosas novedades de la época, como teléfonos, interfonos y baños propios.



Mesa corrida en uno de los salones del Hotel Westin Palace

Las bodas en el Palace también se planifican al detalle: arreglos florales, vajilla, cristalería, impresión personalizada del menú... Su oferta gourmet permite degustar gratis el menú, en una cena íntima de seis, cuatro o dos personas, además de contar un con un asesor gastronómico -al margen de su equipo de wedding planners-, que ideará el menú perfecto para la boda. El pack de bodas incluye una noche para los recién casados en una de las suites, por cortesía del hotel.

VER GALERÍA

Salones del Hotel Hesperia

El último hotel de nuestro recorrido por uno de los principales ejes de Madrid es el Hotel Hesperia, en el Paseo de la Castellana, uno de los buques insignia de la cadena NH en la capital, y que tiene como baza principal sus espectaculares decorados interiores, obra del diseñador español Pascua Ortega, además de suites con acceso a la azotea y un restaurante con dos estrellas Michelin. El menú degustación abarca hasta seis personas, además de incluir la decoración floral de la mesa presidencial, una cena de primer aniversario y una noche en la suite del hotel por obsequio de la casa.

Más sobre

Regístrate para comentar