Novias de corto, 'by' Carolina Herrera

La diseñadora ha dejado el largo princesa aparcado en su colección para el otoño de 2014

VER GALERÍA

Carolina Herrera ha creado una colección de vestidos de novia compuesta exclusivamente por trajes cortos


Las colecciones de novia vistas en Nueva York para el próximo otoño tienen varias cosas en común, casi todas con el 'factor frío' de por medio: plumas, estolas, apliques de piel, manga larga y toques de punto, por norma más calentito que los trajes de novia de encaje y gasa propios de la temporada veraniega.

La propuesta de Carolina Herrera, sin embargo, se aleja de los looks vistos hasta el momento en la versión más fría de la New York Bridal Week: la diseñadora ha aprovechado la temporada otoño-invierno para subir el dobladillo a sus trajes de novia, presentando una colección de vestidos compuesta exclusivamente por trajes cortos, de inspiración cóctel y de tarde.



Los modelos más largos se cortan al tobillo, emulando el traje de tarde


Ni los remates con volantes, ni las abombadas faldas princesa, ni las largas colas que normalmente caracterizan los diseños de la venezolana hacen acto de presencia en la colección, que apuesta sin embargo por los looks bombonera, las falditas a la rodilla y los aires de estilo cincuentero, eso sí, rematados con delicados abalorios, encajes de Chantilly, fruncidos de tafetán o flecos de plumas.




Los detalles, como los lacitos y la pasamanería, nos recuerdan que se trata de una colección de invierno

Los 'largos' más largos: los de dos únicos modelos que se cortan al tobillo, con transparencias en el bajo y el escote uno, y con look palabra de honor de hombros al descubierto el otro. Los guiños al invierno se quedan así en los pequeños detalles, como los coquetos lacitos bordados sobre los tirantes y sobre el cuerpo del vestido, las notas de pasamanería sobre los escotes ilusión con efecto joya, los cuellos redondos o las faldas fruncidas, que añaden volumen a la altura de la cadera.

Más sobre

Regístrate para comentar