'Save-the-date', más que una invitación de boda

Las nuevas tendencias en bodas popularizan este tipo de pre-invitación, un año antes del enlace

VER GALERÍA

©Love vs. Design / Studio Castillero


Los blogs de bodas han popularizado muchos términos en inglés, que tienen casi todo que ver con las tradiciones propias de los enlaces anglosajones, y que poco a poco se han ido adaptando a las bodas en el resto del mundo. Uno de estos extranjerismos reconvertido en tendencia es el Save-the-date, una tarjeta o comunicación electrónica, que se envía entre seis y doce meses antes de la boda, y que sirve para anunciar a los invitados la fecha del enlace.

VER GALERÍA

©Love vs. Design / Kitkat Pecson


El Save-the-date no es la invitación propiamente dicha: no la sustituye ni la anula; tras enviar la tarjeta correspondiente, la invitación formal sigue vigente, y suele enviarse unos tres meses antes de la fecha, incluyendo el resto de datos importantes: horarios, etiqueta, planos y mapas, lista de bodas, cuenta bancaria... La tarjeta Save-the-date suele ser más informal, y sirve sólo como aviso: en inglés, save the date significa literamente 'reserva la fecha', por lo que la única información es el anuncio de la boda (¡Nos casamos!), seguido de la fecha que hayamos elegido para pasar por el altar, sin especificar lugar para la ceremonia o el convite.



©Hammerpress

VER GALERÍA

©Love vs. Design / Laura Izumikawa


El estilo de estas tarjetas, que se pueden enviar por correo electrónico o en papel (dependiendo del presupuesto), suele servir también como avance del estilo que le queramos imprimir a la boda, aunque de una manera menos rígida que la invitación formal. Las tendencias: las tarjetas diseñadas a partir de las fotos de la sesión preboda, los clips de vídeo y los diseños con ilustraciones artesanales, aunque existen otras variantes, como los sellos para imprimir manualmente cada tarjeta, como los que diseñan desde el taller de Mr. Wonderful en Barcelona, las tarjetas con intrincados detalles tipográficos, o las tarjetas específicas para madrinas, testigos o damas de honor.

VER GALERÍA

©Cheer Up Press / Rifle Paper Co.

Las tarjetas Save-the-date resultan especialmente útiles en las bodas con un número importante de invitados -permiten cuadrar las listas de asistentes mucho antes de los tres meses de rigor-, como avanzadilla en las destination wedding, que se celebran fuera del entorno habitual de los novios y conllevan multitud de detalles que deben cerrarse por adelantado, o en bodas con invitados que vengan de fuera, y que necesiten saber con mucha antelación cómo organizar sus reservas para poder estar con nosotros el gran día.



Sello 'Nos casamos', de Mr. Wonderful (Barcelona)



©Rifle Paper Co.

Más sobre

Regístrate para comentar