Besos de película para novias

Luce unos labios y sonrisa perfectos en el día B con estos sencillos trucos



Beauty look en colores naturales, de Valentino Alta Costura

Si la novia es protagonista en su boda, los labios son las estrellas invitadas, al menos por un día: protagonistas de besos, sonrisas y el momento más esperado de la ceremonia, el 'sí quiero', los labios tienen una sola obligación de cara al día B, y es llegar impecables al altar.

Para conseguirlo, para tener una sonrisa de película, nada como invertir un poquito de tiempo en su cuidado en los meses previos a la boda: basta con unos minutos al día para asegurarnos de que los labios, y por extensión también la dentadura, ofrezcan su mejor cara cuando llegue el momento de la verdad. Lo primero: conseguir que los dientes hagan la competencia a las perlas del vestido, poniendo especial cuidado durante el cepillado, con un dentrífico blanqueante que elimine las manchitas de la superficie y prevenga la aparición de otras nuevas.



Look de novia con gloss y labios ultrahidratados. De Elie Saab para Pronovias 2014

Las tiras adhesivas sirven como complemento para blanquear los dientes en casa; eso sí: ninguno de estos productos hace efecto sobre las coronas o empastes, así que, si es necesario, pide cita con el dentista para que haga una limpieza a fondo y recomiende el tratamiento más adecuado para una sonrisa perfecta.

El maquillaje en el día de la boda también hace las veces de aliado a la hora de lucir unos dientes blanquísimos: las gamas de rojos, rosas y corales contrastan mejor que otros colores con el blanco, creando un efecto hiperblanqueador en los dientes. El secreto: contienen base de color azul. Pura teoría cromática.



Los colores con base de azul hacen resaltar el blanco de los dientes al sonreir

La piel de los labios, por su parte, es diferente a la del resto del cutis, y requiere una atención especial: procura mantenerlos siempre hidratados, especialmente cuando las temperaturas se extreman (mucho frío o mucho calor, y su consiguiente sequedad), mediante un bálsamo o una barra de labios con agentes hidratantes. Para evitar pellejitos, emplea un cepillo suave, una toalla de algodón o incluso un poco de azúcar de caña, y repara las grietas pertinentes con un producto rico en agentes grasos.

Para mantener el color todo el día, la forma de trazar el contorno con el labial es fundamental: guíate por el lápiz de labios (eso sí, siempre del mismo tono que la barra), ideado para contener la pintura durante más tiempo, y aplica el labial con un pincel, para que el color se adhiera al labio perfectamente. Nuestro último consejo: mantén un aliento fresco durante todo el día llevando contigo unos chicles de hierbabuena, o pidiendo unas hojitas de menta en el servicio de bar.

Ya sólo te queda posar para las fotos... ¡sonríe!

Más sobre

Regístrate para comentar