02 SEPTIEMBRE 2013

El 'wedding-chic' de la Boda Real de Mónaco

La boda monegasca ha sido uno de los eventos del verano para la alta sociedad europea

La boda entre Andrea Casiraghi y Tatiana Santo Domingo ha sido el evento de la semana, por lo peculiar -aún siendo el segundo en la línea sucesoria al trono monegasco, el mayor de los hermanos Casiraghi optaba por pasar por el altar rodeado de un selecto grupo de amigos y seres queridos en lugar de la pompa que suele rodear a otras bodas de la realeza-, y por haber reunido a lo más granado de los círculos de la alta sociedad, en un fin de semana dedicado exclusivamente a los novios.



Vestidos con estampado de frutos y flores de Dolce & Gabbana, primavera-verano 2012

Una boda civil que tendrá su ceremonia religiosa correspondiente durante el invierno, y que nos dejaba alguna que otra imagen oficial, filtrada por la Casa Real de Mónaco, además de unas pocas instantáneas compartidas por los invitados a través de las redes sociales. Ha sido gracias a estas fotos que hemos podido ver más de cerca el vestido de la novia, una creación muy sencilla en color blanco, con calado de estilo ibicenco, creado por la casa Missoni especialmente para ella.



El vestido creado por Missoni para Tatiana Santo Domingo, en punto tie-dye

La joven de origen brasileño guarda un sitio especial en su corazón para la firma italiana, no sólo por la calidad de sus prendas de punto, sino por los lazos de amistad que le unen a una de las familias más poderosas de Italia. Es precisamente el país vecino el que ha surtido más y mejor a las invitadas a la boda monegasca: además de Missoni, las invitadas, y más concretamente las damas de honor, sacaban a relucir el lado más italo-chic de sus armarios de fiesta, rindiendo homenaje a las principales casas de moda italianas.



Vestidos en blanco y naranja con efecto degradé, de la colección Missoni primavera-verano 2013

Así, la Boda Real de Mónaco nos deja una de las paletas de color más interesantes de la temporada: vestidos de la colección crucero de Valentino, como el espectacular modelo amarillo con pechera de flores en malva, enteramente bordado de encaje, o un coqueto modelo de algodón con estampado de flores, adelanto de la colección otoño-invierno de Dolce & Gabbana, y que también se ha asomado al Instagram de algunas invitadas.



El vestido 'repetido' de Valentino que ha dado tanto que hablar, es de la colección crucero 2013

Este último modelo en concreto se ha convertido en uno de los bestsellers de la firma en lo que va de temporada, pasando por la alfombra roja de Cannes en la figura de la actriz francesa Lea Seydoux, y convirtiéndose en la elección personal de las trendsetters consagradas, Sienna Miller y Julia Restoin Roitfield.



Este modelo de Dolce & Gabbana también hizo acto de presencia en la boda monegasca

Más colores interesantes: los de la fiesta anterior al enlace, que reunía a las amigas de la novia en una embarcación en alta mar, y con una etiqueta muy clara: todas las invitadas debían vestir de blanco. La única exenta de lucir este color, la novia, que repetía con Missoni con un modelo de punto estilo tie-dye en tonos marfil y naranja, en consonancia con las prendas de la colección primavera-verano de la casa italiana.

¿Qué te parece la paleta de colores de la Boda Real de Mónaco?
- - -

Dale "Me gusta" a nuestra página de ¡HOLA! en Facebook

Recomendaciones



Horóscopo