14 AGOSTO 2013

Tendencias 2014: Vestidos de noche para novia

El 'look' lencero convierte los nuevos trajes de novia en vestidos cercanos a la moda de fiesta, y viceversa

La tendencia del look lencero tiene un hueco especial entre las novias de 2014: vestidos en satén de seda de líneas fluídas, con apliques de plumas, encaje y detalles de cristal, que recuerdan a las piezas más sofisticadas de la alta lencería, en colores marfil, vainilla o perla.

Esta variante de la novia convierte el clásico traje nupcial en una opción más polivalente, que acerca el look bridal al vestido de noche o de fiesta, con detalles que reúnen ambos mundos, y que recuperan algunas de las tendencias más destacadas de la temporada 2014 en un único modelo, como las espaldas al aire, los trajes de tirantes estilo años 20, los apliques de lentejuelas o los detalles de pedrería.

Las colecciones que se recrean en este tipo de novia: la de Rosa Clará, que estructura gran parte de su propuesta en torno a los vestidos de noche para novia, los looks cien por cien lenceros de Maggie Sotero, y la doble propuesta en blanco y negro de YolanCris. Usa las teclas derecha e izquierda para navegar por las fotos en la página

Los 'vestidos de noche' para novia de la nueva colección de Rosa Clará para 2014, con líneas fluídas, lentejuelas, pedrería, 'strass' y transparencias. 

Christos apuesta por los escotes en forma de corazón, con o sin tirantes, los bordados de pedrería y las siluetas que se pegan al cuerpo, con una doble capa de tul de seda. 

Detalles del desfile de Rosa Clará en la Barcelona Bridal Week, con bordados de lentejuelas nacaradas, asimetrías y tirantes-joya cruzados a la espalda, que guardan puntos en común con los vestidos de fiesta. 

Jesús Peiró también incluye algunos modelos de 'fiesta-novia' en su colección, con modelos de lentejuelas de inspiración años 20, con grandes lazos que recogen el tejido a la cadera, aplicaciones joya y detalles de pedrería en la cintura y los hombros. 

Vestido lencero de Anna Maier en satén de seda, con tirantes de cristales, espalda al aire y una pequeña cola. 

Uno de los mejores ejemplos de vestidos polivalentes lo encontramos en la colección de fiesta de Sonia Peña, que intercambia roles en algunos de sus vestidos cortos de inspiración tweenies, con gamas de color que se adaptan a los gustos de la novia en color perla, 'nude' o plata. 

Otra colección de fiesta que llama a las novias es la de Matilde Cano, con trajes largos en color oro, rosa o verde aguamarina, enteramente bordados de paillettes y pedrería. 

Vestido de novia con bordados en hilo de plata, con manguita de tul y escote corazón, de Kenneth Pool. 

La colección 2014 de Pronovias incluye vestidos de noche para novia en corto y largo, con escotes 'strapless', de hombro caído y tirantes, y profusión de bordados de pedrería. 

Detalle de escote en uno de los vestidos joya de la nueva colección de Pronovias

Vestidos de noche para novia de Rivini, con suntuosos bordados de pedrería y aberturas al frente que dejan las piernas al descubierto. 

Vestido lencero de Maggie Sottero con detalles de encaje en el escote y los hombros. 

La diseñadora hace del satén de seda el eje central de su colección, con vestidos de líneas fluídas, espaldas descubiertas y transparencias. 

Otro ejemplo destacado de la tendencia de los vestidos de novia y fiesta es la colección 2014 de YolanCris, que incluye réplicas del mismo vestido de novia y fiesta, en blanco o negro, con espectaculares bordados de encaje, transparencias y pedrería. 

Vestidos lenceros de la nueva colección de Isabel Zapardiez con plumas, bordados y espalda al descubierto.