Tendencias 2014: Vestidos de novia con detalles de encaje

El tejido nupcial por excelencia hace acto de presencia en algunas de las colecciones más destacadas del año que viene

by hola.com
La artesanía del encaje resulta tan compleja e historiada que es casi imposible determinar cuándo, cómo y por qué este delicado tejido evolucionó hasta formar parte del vestido de novia. Bordado sobre seda, con detalles en hilo de oro para hacerlo más suntuoso, acabado en puntilla, o con motivos que recuerdan a los encajes venecianos originales, las prendas de novia suelen incorporar este finísimo tejido casi como un ornamento, bordado en la espalda, las mangas o incluso a modo de cuerpo entero.

Las colecciones que vienen: las de Pronovias y YolanCris, que no renuncian al encaje en prácticamente ninguno de sus nuevos vestidos, con modelos avainillados que recuerdan a la blonda francesa, o en blanco nuclear. Elie Saab se decanta por los motivos que se 'escapan' de la silueta de la novia, creando un efecto bouquet gracias a los pétalos y las flores de telas bordadas. Los más coquetos: los de Oscar de la Renta y Monique Lhuillier, con faldas abombadas, vuelos estilo fifties y manguitas de inspiración naïve.
* Usa las teclas derecha e izquierda para navegar por las fotos en la página
Carolina Herrera propone tres versiones de la manga y cuello de encaje, con corte tres cuartos o la muñeca. La malla actúa como un escote ilusión sobre el pecho, que contrasta con la línea corazón de la parte superior del vestido. 
Monique Lhuillier es una amante declarada del encaje en los vestidos de novia: el tejido estrella de sus colecciones hace acto de presencia temporada tras temporada ya sea en forma de capa, como bolero o bordado directamente sobre el tejido del traje, a modo de segunda piel. 
Detalle de escote con dentelles de encaje a la francesa, de Marchesa
Romona Keveza apuesta por el efecto del sobrevestido, incorporando una tímida lámina de encaje bordado sobre este vestido de tafeta de seda, con botonadura descubierta a la espalda. 
Minivestido de novia con sobrevestido corto y cola, todo ello bordado enteramente de encaje, de Pronovias. La firma completa el look con un velo de estilo cincuentero con topos, y tocado de flores. 
El mismo vestido pero en versión larga, con abertura delantera rematada en puntillas de encaje. 
El libanés Elie Saab también incorpora el encaje marca de la casa a su colección cápsula para Pronovias. El diseñador consigue un efecto 3D gracias a los bordados en forma de flores y pétalos, que siguen la línea de los ornamentos vegetales del vestido, convirtiendo cada modelo en un pequeño bouquet de flores blancas. 
Encajes bordados sobre malla efecto ilusión, de Pronovias 2014. 
Detalle de uno de los vestidos de novia de Oscar de la Renta, con manga francesa de encaje y escote cubeierto de puntillas de Chantilly. 
El diseñador dominicano investiga las posibilidades de este tejido bordado a mano, apostando por las bases invisibles que 'tatúan' los motivos de flores sobre la piel de la novia, las manguitas cortas de estilo naive o la manga larga, muy marcada, sobre un escote corazón. 
Las últimas en nuestro repaso: las hermanas YolanCris, que no renuncian al encaje en prácticamente ningún modelo de su colección 2014, oscilando entre el ganchillo ibicenco, los calados y las blondas avainilladas de estilo francés.