26 JULIO 2013

Una boda diferente

Elegimos algunos de los espacios más emblemáticos para una 'boda destino'



Capilla de el Palacio del Arzobispo, en Burgos

Si la tendencia en lunas de miel la están marcando las minimoons, a la hora de organizar la boda lo que se lleva, y que más de moda se ha puesto entre las parejas que busquen un enlace con muchísimo encanto y un puntito de riesgo, son las bodas destino, o lo que es lo mismo, la 'deslocalización geográfica': los novios ya no escogen un hotel importante de su ciudad, sino que se trasladan con todos sus invitados hacia otro espacio que les guste.



El espectacular interior del hotel Alfonso XIII en Sevilla

Sin duda más complicadas que la clásica ceremonia con recepción en un salón cercano, las bodas destino son capaces de enamorar hasta al invitado más escéptico gracias a castillos, palacetes o monasterios perdidos a lo ancho de la geografía española. La Península y las islas cuentan con este tipo de parajes encantadores en abundancia, que se convierten en el marco perfecto para celebrar una boda muy castiza pero también muy contemporánea. Un castillo en Barcelona, una finca en Sevilla, un palacio en Burgos y una mansión ibicenca... Recorremos algunos de los destinos más espectaculares para una boda destino diferente.

La primera parada: Can des Vall Verd, en Ibiza; una preciosa finca, tímidamente escondida entre laderas mirando al mar. El espacio presenta una de las caras menos conocidas de la Isla Bonita, más silenciosa, pero llena de color y aromas intensos. Palmeras, algarrobos, aloe vera y otras flores pitiusas, que brillan con más fuerza con las luces del atardecer ibicenco.



Entrada a la Huerta del Coto, también en Sevilla

Un poco más al norte, en Barcelona, a orillas del rio Llobregat, encontramos otro espacio emblemático: el Castillo de El Papiol, una estructura sólida y austera que data del año 1116, y que se erige sobre una roca en lo más alto de El Papiol. La historia se convierte aquí en una protagonista más de la boda, casi como una invitada silenciosa: desde Ramón Berenguer III el Grande a las cruentas batallas frente a los sarracenos, la conquista de Córcega y Cerdeña por parte de Jaime II o la toma de Málaga y Granada en 1497. Un lugar singular, que te trasladará a tiempos remotos y convertirá tu boda en un momento íntimo y un recuerdo lleno de historia.



El Castillo de El Papiol, en la provincia de Barcelona

Nuestro recorrido en busca de lugares imposibles de olvidar nos lleva desde Barcelona hasta Burgos: ubicado en Huérmeces, a 25km de la ciudad, el Palacio del Arzobispo fue construido en los albores del S XVII, y cuenta con una de las capillas más bellas de Castilla para darse el 'sí quiero'. Lo mejor: su jardín secreto ubicado detrás del zaguán, habitado por sauces llorones, un gran pino azul, y numerosas flores y árboles de la zona.

En el sur encontramos dos destinos exclusivos, los dos ubicados en Sevilla: por un lado, la Huerta del Coto, para los amantes de la tradición, el color, el olor y el sabor de Andalucía. Escondida entre los campos de cultivo que discurren de Sevilla a Morón de la Frontera, esta finca representa el sueño de una noche de verano… andaluz. Un camino limitado por naranjos culmina en el albero del patio, que arropa un exquisito jardín creado hace más de 200 años bajo la inspiración de los jardines románticos de principios del s. XIX. Para los más urbanitas, el hotel Alfonso XIII, en pleno corazón de la ciudad, fue concebido para ser el hotel más grandioso de Europa, y como destino para alojar a los dignatarios internacionales de la Expo de 1929.



La Granja de Esporles, en Mallorca, vio dar el 'sí quiero' a Patricia Conde

Ubicado dentro de los terrenos del Palacio de San Telmo, el hotel es uno de los lugares más emblemáticos de Sevilla, y su Comedor Real, el marco para una boda inolvidable. Azulejos pintados a mano, arañas de cristal francés de Bohemia, y hasta un árbol de Coral en el jardín convierten este espacio en uno de los más majestuosos del sur de la Península.

Nuestro recorrido finaliza donde lo empezamos: en las islas. ¿Cómo no incluir en nuestro listado el lugar que vio dar el 'sí quiero' a la novia del año? La Granja de Esporles, en Mallorca, se convirtió en el destino escogido por Patricia Conde para pasar por el altar junto a Carlos Seguí, en parte por ser un espacio familiar, en parte por los preciosos rincones llenos de historia, naturaleza y tradición que se esconden tras los muros de esta finca mallorquina.

¿Te atreverías con una boda destino?
- - -

Dale "Me gusta" a nuestra página de ¡HOLA! en Facebook

Recomendaciones



Horóscopo