¿Qué es una 'minimoon'?

Las lunas de miel exprés ganan terreno al clásico viaje de novios de varios días



Hay un término que se ha dejado escuchar últimamente por los blogs de bodas neoyorquinos, una de las capitales nupciales del mundo, y que empezaba a sonar con fuerza hará ya unos doce meses: la minimoon, o lo que es lo mismo, la hermana pequeña de la honeymoon o luna de miel, es la nueva versión del viaje de novios que más de moda se ha puesto entre las parejas de recién casados, que apuestan por una escapada corta pero intensa tras la boda en lugar del tradicional viaje de una o dos semanas.

El concepto es tan nuevo que cuesta ponerse de acuerdo respecto a la duración o destinos apropiados para una minimoon: desde quienes echan el resto alojándose en un hotel de alto nivel los dos días consecutivos a la boda, a quienes aprovechan para hacer una breve escapada de dos días a un destino cercano, con vistas a hacer una viaje de luna de miel más largo algunos meses después, o quienes simplemente se conforman con un viaje de novios corto pero muy romántico, de no más de cuatro días de duración.

Las razones para irse de minimoon también varían, dependiendo de la pareja, de sus ganas de viajar o del presupuesto con el que cuenten una vez terminada la boda, aunque los expertos aseguran que en la mayoría de casos se trata más de una cuestión económica o de disponibilidad, que de falta de ganas de embarcarse en un crucero o un safari. Sin embargo, señalan, la minimoon no tiene nada que envidiar al viaje de novios: al ser más corta, nos permite darnos más caprichos y gastar un poquito más de lo que haríamos en un viaje mucho más largo.

Sumar extras en el hotel, escoger un destino al que no iríamos normalmente en una escapada de fin de semana, o darse el lujo de alojarse en ese escenario paradisíaco que normalmente sólo veríamos en las revistas. Fundamental, eso sí, escoger un destino que quede cerca de casa (aquí el tiempo apremia, así que cuanto menos se invierta en el transporte, mejor), ya sea con un vuelo corto o en forma de road-trip. El coche, es, de hecho, el medio de transporte elegido por muchas parejas que se van de minimoon tras la boda: un recorrido por la costa de Almería, descubrir Formentera o alojarse en un parador en el verde corazón de Asturias podrían ser algunos de los destinos nacionales idóneos para este tipo de viaje exprés.

El único requisito es mimarse todo lo posible: masajes, una botella de champán al atardecer, flores en la habitación, desayuno en la cama... La filosofía del hazlo-tú-mismo es la misma que la de esta mini luna de miel: pon tu imaginación en marcha, y déjate llevar por estos primeros días de recién casados, llenos de romance. Otros destinos 'a tiro de piedra' fuera de nuestras fronteras: Londres, Roma o París, para los amantes de las grandes ciudades, y las islas griegas, Sicilia o Cerdeña para quienes busquen playas de aguas cristalinas, sin tener que desplazarse hasta las Seychelles.

Más noticias sobre...

Últimos comentarios

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema