La Alta Costura, en clave de novia

Marfiles, crudos, pedrería, brocados... Estos han sido algunos de los detalles 'bridal' que hemos visto en los desfiles de la Haute Couture de París

Dicen los grandes maestros de la costura que la novia y la Alta Costura están tan cerca que a veces resulta difícil diferenciarlas. Y nosotros no vamos a ser quienes para contradecirles: basta echar una ojeada a las colecciones vistas estos días en la Haute Couture de París para darse cuenta de los nexos presentes entre ambos universos, desde la factura artesanal, hasta los exquisitos detalles bordados a mano, y los vestidos pensados para ser lucidos una única vez.

Dos mundos que discurren paralelos y que, en contadas ocasiones, se tocan con extraordinarios resultados: cuando la Haute Couture cierra alguno de sus desfiles con una creación de novia. Es la novia por excelencia, la quintaesencia bridal, imprescindible para comprender el mecanismo oculto tras la creación de un vestido de estas características.

¿Quieres dar un paseo por esta Alta Costura en clave de novia?
Estos han sido algunos de los detalles que hemos visto en las colecciones otoño-invierno 2013-2014. * Usa las teclas derecha e izquierda para navegar por las fotos en la página
Bajo el título 'Nude' la colección haute couture de Giorgio Armani Privé ha sido una de las que más momentos bridal nos ha regalado en la Semana de la Alta Costura de París: colores como el maquillaje, el crema o el gris perla, y elaborados bordados de cristales definen el grueso de la colección, con especial protagonismo de los conjuntos de chaqueta y pantalón, de corte más masculino. 
Algunos de los espectaculares bolsos-joya vistos en el desfile de Giorgio Armani Privé en París. 
Paillettes y strass bordados sobre tejido de tul, uno de los detalles del desfile de Alta Costura de Giorgio Armani Privé. 
Los bordados con motivos vegetales parecen inspirar la nueva colección Alta Costura del diseñador Georges Hobeika, con delicados brocados en los cuerpos de los vestidos, faldas e incluso abriguitos en marfil, para novias de invierno. 
Un efecto similar es el que produce la Alta Costura salida del atelier de Christophe Josse, que también incorpora una amplia gama de blancos y marfiles a su propuesta, con jerséis troquelados combinados con faldas de volantes, vestidos de gasa, bordados en hilo de oro y remates en piel en los cuellos y botonaduras. 
Los amplios volantes de tejidos cortados al láser vistos en el desfile de Alta Costura de Julien Fournié nos recuerdan vagamente a las colecciones de novia de Vera Wang, que también investigaba las tonalidades color caramelo en temporadas anteriores. La colección destaca por las mangas de estilo japonés, los cuellos con ruffles y los microcristales. 
El rey de la extravagancia, Jean Paul Gaultier, suele cerrar sus desfiles de Alta Costura con una novia, en esta ocasión con un vestido de inspiración oriental, de amplios volúmenes y cintura ceñida, y ricos bordados con cristales de Swarovski. 
Iris van Herpen también apuesta por los volúmenes arquitéctonicos en su colección Alta Costura, con texturas que reproducen el look efecto mojado, ornamentos esculpidos sobre el propio vestido y patrones futuristas. Nos encantan: los recogidos en la nuca, en forma de corona de trenzas. 
La novia más convencional subió a la pasarela al cierre de los desfiles de Hobeika y Oscar Carvallo, con faldas de amplios volúmenes, velo y bordados de encaje y plumas. 
Alexis Mabille no presentó ninguna novia en su desfile, aunque buena parte de su colección podría interpretarse como un homenaje al universo nupcial, como este maravilloso vestido en color gris perla con cola que cae desde la parte de atrás del cuello, collar de perlas cruzado y manga larga. 
Otro vestido para enamorarse: este look babydoll en color rosa, con falda de volantes cortada al muslo y detalles de cristales en la cintura y mangas, también de Alexis Mabille. 
El libanés Zuhair Murad reproduce el entramado de las raíces de los árboles en sus vestidos de noche, con bordados de encaje que superponen nude y azul zafiro. 
El diseñador cerró su desfile, encargado de poner el broche de oro a la Semana de la Alta Costura otoño-invierno 2014, con un espectacular vestido de novia con manga laga, enteramente bordado de encaje, velo de dimensiones XL y cola desmontable. 
Los suntuosos vestidos de pedrería de Elie Saab, en nude y gris. El diseñador ciñe la cintura, realzando la silueta con faldas largas, cortes lápiz y vestidos de línea de A, alternando los escotes entre el clásico, pronunciado en uve, el cuello barco, el asimétrico con manga larga o el acabado en capa. 
Elie Saab también cerró su propuesta haute couture con un vestido de novia bordado de cristales de la cabeza a los pies, acompañado de tres damas de honor, con vestidos-joya a juego. 
La línea de novia de Giambattista Valli parece ir viento en pompa: el diseñador no pierde oportunidad de rendir homenaje al mundo bridal en sus propuestas de Alta Costura, jugueteando con los blancos, cremas y marfiles de forma recurrente. 
Su colección para el otoño-invierno 2014 replica las piezas de porcelena tradicional en blanco y azul cobalto, con preciosos brocados y relieves, ideales para la novia que quiera un toque azul. 
Nieves Álvarez se encargó de poner la tilde chic al desfile de Stepahane Rolland en París, cerrando con este impresionante vestido de color blanco, con falda lápiz y capa de gasa con mangas y cuello elevado. 
Dos de los vestidos de Alta Costura de Valentino y Yiqing Yin (centro), ambos en clave de novia. 

Más noticias sobre...

Últimos comentarios

Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema