05 ABRIL 2013

La madre de la novia: Ideas para encontrar el vestido más indicado

Aunque el protocolo no le dé un papel protagonista, su 'look' requiere una etiqueta particular y una elección de la indumentaria muy cuidadosa



Matilde Cano, colección fiesta 2013.

Normalmente relegada a un papel más discreto que la madre del novio, la madre de la novia es, sin embargo, una de las figuras más importantes de la boda, tanto durante la organización como a la hora de vivir al máximo ese día lleno de emociones. Ellas son en quienes confíamos a la hora de pedir consejo, quienes nos acompañan en el momento mágico de encotrar el vestido, o a quien acudimos cuando necesitamos ayuda con los mil y un detalles y cabos sueltos de la recta final antes de la boda.



Vestidos de fiesta de Patricia Avendaño y Franc Sarabia. (PULSA EN LA IMAGEN PARA ACCEDER A LA GALERÍA)


Pocas personas pueden sistituir a esta figura clave a quien, sin embargo, llegado el día B, el protocolo relega a un segundo plano. Sin embargo, y aunque su papel en la ceremonia sea menor, la madre de la novia es una de las invitadas clave, hasta el punto que muchos novios optan por dar la vuelta a la tradición una vez iniciado el convite, cambiando los roles en la mesa para darle a ella, y al padre del novio, el mismo protagonismo que al padrino y la madrina.



De izquierda a derecha: Vestido rojo con volante péplum, de Alessandra Rich. 'Look' de chifón y encaje de color champán, de Lela Rose. Vestido con brocado aguamarina, de Lela Rose. Conjunto marfil con ecnjae imitando torera, de Giambattista Valli. Vestido de satén de seda color rosa, con flores cortadas al láser, de Marchesa. Traje péplum color rojo, de Marchesa. Encaje negro sobre fucsia, de Milly.

Un papel complicado que, sin ser protagonista, requiere de una etiqueta muy particular y una elección de la indumentaria muy cuidadosa. Elegante y sencilla, la madre de la novia puede optar por vestir acorde a la temática de la boda, si ésta lleva algún color en particular como nota dominante, o de forma complementaria a la madrina, evitando las coincidencias de color, corte o incluso mantilla o tocado.



Vestidos de encaje, de Franc Sarabia y Ana Torres, colecciones 2013

La clave para acertar con el look perfecto: sacar partido a la edad y la experiencia, apostando por trajes discretos pero que saquen a la luz lo mejor de cada una. Las faldas y vestidos a la rodilla se convierten en una de la opciones favoritas en estos casos, acompañadas de chaquetas a juego, cuellos de plumas o pequeños detalles de pedrería.



Propuestas para invitadas de boda, de Patricia Avendaño

El encaje, tejido por excelencia en las bodas, llega esta temporada a los vestidos de fiesta en forma de trajes de manga francesa, cuerpos ceñidos o vestidos de una pieza. Funcionan especialmente bien los modelos con tejidos superpuestos, en encaje negro sobre raso o seda. Para las bodas de tarde, triunfan los vestidos largos de corte recto, con escotes sencillos y manga larga, o los looks más atrevidos, con cuellos halter combinados con toreras aptas para la ceremonia.



Abrigo con brocados, total look color fucsia, de Franc Sarabia

Los colores de la temporada: rojo, nude, azulón o verde lima, además del clásico fucsia, el azul noche o el perla, vistos en las colecciones de Matilde Cano, Ana Torres o Franc Sarabia. Eso sí, importante tener en mente la posibilidad de reutilizar una varias piezas del outfit en ocasiones posteriores, como bodas, bautizos o cenas y fiestas cóctel. Apuesta por lo sencillo, y recuerda que, muchas veces, son los complementos los que más influyen en el resultado final.
- - -

Dale "Me gusta" a nuestra página de ¡HOLA! en Facebook

Recomendaciones



Horóscopo