¿Es rentable casarse en época de crisis?

Los nuevos precios dentro del mercado nupcial han impulsado las 'bodas exprés'


Aunque la razón indique que en tiempos de crisis, lo mejor es economizar y planificar bodas más pequeñas -una boda íntima puede ser tan o más romántica que un gran evento con cientos de invitados-, o simplemente dejarlas para más adelante, lo cierto es que no todas las lecturas resultan igual de negativas cuando el dinero no acompaña.

De hecho, y según un estudio realizado por Guiadenovios, los efectos de la debacle económica han tenido un impacto más que acusado en los precios de la mayoría de proveedores y resto de protagonistas de la organización de la boda. En concreto, el banquete, uno de los elementos que se lleva el mayor pellizco del presupuesto de los novios, se convierte en el perfecto ejemplo de esta tendencia a la baja: el precio medido en términos de coste por comensal se sitúa en torno a los 89 euros, cifra que supone un fuerte retroceso respecto a los últimos diez años.

El estudio, realizado entre más de cien restaurantes, reporta que la tendencia se ha acentuado especialmente en los dos últimos años, debido en gran parte al aluvión de ofertas. Y lo que es más: la situación no parece tener intención de estabilizarse, al menos no hasta que los bolsillos de los españoles recuperen parte de la normalidad, cuatro años atrás.

Los factores responsables de este descenso: por un lado, la disminución en el número de parejas que pasan cada año por el altar, así como la fuerte competencia entre los diferentes proveedores, que empuja los precios a la baja. Como muestra, un botón: el número de reservas para el año 2013 es un 17 por ciento inferior respecto a 2011, por lo que es de esperar una fuerte campaña para atraer a los novios, que puede fomentar aún más la bajada de precios a lo largo de la próxima temporada.

Como curiosidad, la situación económica ha tenido como consecuencia tanto la cancelación o el retraso de las bodas, como el incremento en el número de 'bodas exprés': el tiempo estimado para planificar una ha pasado de 13 a 9 meses, y son muchas las parejas que se suman a esta tendencia, a fin de reducir costes y trabas en la organización.

Más sobre

Regístrate para comentar