01 JULIO 2011

Bodas con encanto: Los castillos perdidos del Valle del Loira

La popular región francesa es un destino con carácter, perfecto para una boda de cuento



Enlace en los jardines de Le Château de la Verrerie

Amboise, Nantes, Orléans o Saumur: ubicado en el corazón de Francia, el Valle del Loira es, posiblemente, uno de los destinos más bellos y sorprendentes del país galo. Su fama de Jardín ‘oficial’ de Francia lo han convertido en una de las regiones más románticas y destacadas de Europa, con sorprendentes extensiones de tierra, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, salpicadas de ciudades históricas, aldeas, grandes monumentos y, por supuesto, sus famosos châteaux.

La tierra de los mil castillos es, pues, uno de los destinos más populares entre las parejas de recién casados, o las que busquen celebrar una ceremonia inolvidable fuera de nuestras fronteras: los alojamientos en esta región no son establecimientos hoteleros al uso, sino que se caracterizan por su gran originalidad y temática ‘a la francesa’, que les dota de un encanto especial y único. Antiguas casas señoriales, palacetes, molinos, mansiones o castillos rehabilitados con muchísimo encanto, que aseguran una boda digna de cuento de hadas.

Sentirse como una verdadera reina del Renacimiento es una experiencia asegurada en Le Château de la Verrerie, un lugar de excepción escondido en el corazón de un extenso dominio natural, con parterres a la luz de las estrellas rodeados de espectaculares flores y plantas. De imponente belleza, Le Moulin d’Echoiseau es, por su parte, otro de los must imprescindibles si estamos considerando una escapada romántica pre-boda, un destino cercano de luna de miel o una ceremonia recogida pero inolvidable: la fecha de construcción de este molino se remonta al año 1186, y ostenta el honor de ser la antigua casa de vacaciones del poeta francés Alfred de Musset. Naturaleza preservada, un parque de tres hectáreas y un maravilloso estanque son algunos de sus puntos fuertes.

El castillo Le Chateau des Tertres fue edificado en el siglo XIX, y desde entonces ha conservado toda su magnificencia, propia de residencia burguesa, gracias a su jardín y sus inmensos parques habitados por corzos y ciervos. Este lugar, asimismo, fue lugar de residencia de la escritora francesa Marguerite Duras (L’Amant) durante los últimos años de su vida. El priorato de Les Metamorphozes data del siglo XI, y ha sido habitado por la misma familia desde hace cinco generaciones. Se encuentra emplazado en el corazón de un parque de increíble originalidad, y esta compuesto por espectaculares jardines temáticos de inspiración japonesa o estilo renacentista. Un entorno maravilloso donde darse el ‘si quiero’ de forma inolvidable.
- - -

Dale "Me gusta" a nuestra página de ¡HOLA! en Facebook

Recomendaciones



Horóscopo