Las tendencias en postres de boda según el ‘chef’ Pepe Rodríguez

El Premio Nacional de Gastronomía propone tres alternativas al pastel nupcial

Flores naturales, cobertura impecable, filigranas de azúcar glas, relleno de frutas y bizcocho en almíbar, chocolate, figuritas de porcelana… Todos los detalles son pocos a la hora de imaginar la tarta de bodas soñada. El punto final del banquete y la antesala del vals es, por tradición, blanca, impoluta y estructurada en varios pisos, aunque no tiene por qué ser así. De hecho, y a falta de una buena espada que corte el pastel, las últimas tendencias apuntan cada vez más hacia los postres individuales, una alternativa diferente y sencilla, que poco a poco va ganando terreno a la monumental tarta de bodas a la hora de convidar a los invitados a un exquisito bocado final.



Uno de los defensores de esta versión ‘ligera’ del postre nupcial es Pepe Rodríguez Rey, el chef y asesor gastronómico de Fuentepizarro, la emblemática mansión situada en plena sierra de Guadarrama y especializada en eventos, quienes han diseñado para esta temporada una nueva colección de postres inspirados en los ingredientes top de la repostería tradicional, pero elaborados con las técnicas culinarias más vanguardistas.

Este maestro de los fogones, poseedor de una estrella Michelín y galardonado con el Premio Nacional de Gastronomía de 2010, combina así tradición y modernidad para lograr composiciones equilibradas y armónicas, sustituyendo la clásica tarta por raciones individuales, que entran por los ojos y conquistan al estómago siguiendo tres principios clave: incluir siempre chocolate en la receta, combinar con helado para que refresque y no llevar más de tres sabores para no saturar el paladar.

Siguiendo este ‘mantra’ gastronómico, el chef ha propuesto de cara al verano tres deliciosos postres con el cacao como ingrediente base: Tres eran tres, un auténtico brownie con helado y galleta de chocolate, Sonrisa fresca de café, con suave bizcocho empapado en café y polvo helado de turrón, y De la mañana a la noche, un tierno bizcocho mojado en chocolate blanco con sorbete de yogur. Para los menos ‘chocolateros’, existen también otras propuestas más arriesgadas, pero no menos apetecibles, como los postres realizados a base de frutas y entre los que destacan los granizados sobre queso y miel o el clásico pastel de nata con frutos rojos.

¿Te atreves a sustituir tu pastel de siempre con una de estas creaciones individuales?

Más sobre

Regístrate para comentar