Ácido hialurónico: Labios perfectos para besos perfectos

El aumento en el volumen de labios es uno de los tratamientos más demandados



Si hay unos ‘protagonistas en la sombra’ el día de la boda esos son los labios de la novia: el interminable saludo a los invitados, las felicitaciones, las enormes sonrisas y por supuesto el romántico intercambio de besos frente al altar, convierten a esta parte del rostro en el foco de todas las miradas, y el centro de muchas de las fotografías que se tomarán ese día.

Los tratamientos de belleza enfocados a los dientes y labios son, pues, fundamentales para lucir una sonrisa radiante y perfecta. Mantener los labios bien hidratados y sin heridas mediante bálsamos específicos, exfoliarlos suavemente en casa, y cuidarlos con especial mimo las dos semanas anteriores al ‘si quiero’ son algunos de los trucos imprescindibles, aunque no los únicos: uno de los secretos mejor guardados, y que está adquiriendo mayor popularidad entre las novias españolas, es el aumento en el volumen labios mediante ácido hialurónico, una sustancia natural (a diferencia de la impopular silicona) que permite lucir una boca sensual y cien por cien besable en apenas unas pocas sesiones.

Los tratamientos, que se pueden encontrar en prácticamente cualquier centro de estética de España, comienzan a aplicarse entre seis y ocho semanas antes de la boda, y consisten en infiltrar pequeñas dosis de esta sustancia a fin de insuflar volumen en la zona y darle a los labios un aspecto más jugoso. Las sesiones, que duran alrededor de 20 minutos sin necesidad de cambiar nuestras rutinas diarias antes o después, son de efectos inmediatos, y su duración aproximada es de entre 6 y 9 meses.

Además del aumento evidente en el volumen de los labios, el ácido hialurónico, que por definición es totalmente inocuo y reabsorbible (el riesgo de desarrollar alergias es prácticamente nulo ya que se encuentra de manera natural en el organismo), posee la capacidad de retener el agua, hidratando la epidermis en profundidad, y reconstituyendo las fibras que sostienen los tejidos de la piel en las comisuras de los labios y las arrugas de la zona superior.

¿Te animas a probar esta novedosa técnica?

Más sobre

Regístrate para comentar