Cibeles Madrid Novias 2012: La Boheme 1994 y Rubén Perlotti

Vestidos ‘vintage’ de novia fiesta en la recta final de la pasarela nupcial

VER GALERÍA

PULSA EN LA IMAGEN PARA VER LAS FOTOS

Bajo el evocador nombre de ‘Restrospectiva’, la firma La Boheme 1994 se ha estrenado en Cibeles Madrid Novias con una propuesta cuajada de matices y detalles vintage: con una sobria creación inicial en color negro, la colección 2012 ha dado rienda suelta a una de las más vistosas explosiones de colorido del certamen, en forma de enormes estampados inspirados en las paletas de acuarelas de los artistas. Rojos, pistachos, naranjas, morados y azules se han alternado con discretos (y escasos) modelos en color perla, y en los que el detalle más relevante ha sido, sin lugar a dudas, la presencia de volúmenes 'XL', conseguidos mediante pliegues, capas y pañuelos estructurados.

Las formas acentúan la feminidad de la silueta mediante escotes bañera y exuberantes cuerpos, que se ciñen a la cintura solo para volver a explosionar en el largo de la cadera a los pies. Las faldas, con estratégicas y sensuales aberturas, alternan sedas pintadas a mano con cordones de Swarovski, anudados en torno al cuerpo, y que caen desde el cuello hasta el pecho y la espalda engarzando aplicaciones metálicas y piedras naturales en colores turquesa y coral.

Los vestidos de fiesta de Ruben Perlotti han sido los encargados de coger el relevo de La Boheme sobre la pasarela: 'Chryselephantine', que así se llama su propuesta para 2012, se inspira en el exotismo, encanto y volatilidad de principios del siglo XX, con acertados y sutiles toques futuristas que se traducen en hombreras y volúmenes muy marcados, escotes asimétricos y gruesas franjas de paillettes en color plata. El vistoso print animal, combinado con sedas en intenso pistacho, morado o los total looks en negro ahumado, ha dado paso a las novias, que han alternado vaporosos vestidos de bailarina con elegantes faldas plisadas combinadas con cuerpos ceñidos y escote halter. La nota en común: la superposición de tejidos, como la organza de seda y el raso duquesa, tamizados gracias a una capa de tafeta de seda metalizada, en colores malva o azul.

Más sobre

Regístrate para comentar