El anillo más deseado del mundo

Las casas de joyería se afanan, desde ayer, en producir réplicas exactas del anillo de compromiso de Kate Middleton

Apenas han pasado 24 horas desde el anuncio del próximo enlace entre el príncipe Guillermo de Inglaterra y Kate Middleton, y el anillo que la afortunada futura novia luce en su mano izquierda ya ha pasado a convertirse en uno de los más demandados, perseguidos y deseados del mundo. La elección de la joya, un espectacular zafiro de 18 kilates en color azul intenso, rodeado por 14 pequeños diamantes, no ha resultado ser ninguna sorpresa para los británicos: el anillo es el mismo que en su día el príncipe Carlos entregase a por aquel entonces lady Diana Spencer en su pedida, en 1981.


Arriba, la sortija en manos de lady Diana, en 1981. Abajo, el mismo anillo, ayer, durante el anuncio del compromiso entre Kate Middleton y Guillermo de Inglaterra.

Casi tres décadas de historia, que se cerraban ayer con la imagen, sonriente e ilusionada, de la joven pareja, que ya ha confirmado que sellará su historia de amor con un enlace de cuento en la primavera de 2011. La espectacular joya, que cobró tanto protagonismo frente a los flashes de los fotógrafos que la misma Kate Middleton optó por no eclipasarla, combinando el resto de su atuendo de manera acorde, no ha estado carente de rumores y especulaciones desde que la propia lady Di la escogiese personalmente de entre una selección de anillos de compromiso: lejos de ser una alianza exclusiva, la joven Diana se decantó por una creación de catálogo, y, por tanto, al alcance de cualquiera que pudiera permitirse las 28.000 libras en las que por entonces se tasaba la pieza.



Los artífices de este anillo 'real': Garrard, una familia de orfebres ligada a la Casa Real británica, y que desde 1843 se ha encargado tanto la elaboración y diseño de sus joyas, como del mantenimiento y restauración de las mismas. Desde que se anunciase su compromiso junto al príncipe Carlos, el anillo de Diana fue ganando cada vez más y más adeptas, a medida que Diana crecía en popularidad, y su gusto por la moda se hacia más chic y sofisticado.



Imagen: talleres de Natural Sapphire Co.

En este tiempo, cientos de casas de joyas en todo el mundo han llegado a elaborar réplicas prácticamente exactas, coronadas por joyas semipreciosas, circonita o cristal. Una demanda que, ayer, y tras recuperar el anillo un nuevo protagonismo en las manos de Kate Middleton, se multiplicaba hasta casi superar el límite de pedidos: la prestigiosa firma Natural Sapphire Co., con sede en Nueva York, cuenta con el catálogo de zafiros naturales más extenso del mundo, y ya poseía entre sus piezas más vendidas una fiel réplica de el 'Princesa Diana', aunque nunca habian recibido tal cantidad de solicitudes como en las ultimas horas. Un modelo que, aseguran, quizá tengan que rebautizar como el 'Kate Middleton' a partir de ahora.

Más sobre

Regístrate para comentar