Barcelona Bridal Week: Ana Torres y M&M

'Glamour vintage' en dos colecciones que ofrecen lo mejor de sí en los vestidos de fiesta

nullVER GALERÍA

La ex Miss España María José Suarez ha sido, como suele ser tradición en sus desfiles, la encargada de inaugurar y cerrar el pase de vestidos de novia y fiesta de Ana Torres en la Barcelona Bridal Week. Sus colecciones, realizadas de forma artesanal en su atelier de Córdoba, suelen obtener gran repercusión a nivel nacional e internacional, y es por eso que cada temporada se convierta en una de las diseñadoras favoritas entre las madrinas e invitadas.

Entre las muchas tendencias que se han asomado a la pasarela durante el desfile, destaca el dominio absoluto de los tonos empolvados, especialmente en la gama nude, rosa, tostado y camel, los minivestidos a medio muslo y otras combinaciones XS (inolvidable el conjunto de chaqueta bordada en paillettes y shorts de color rosa subido), los tocados en forma de sombrero de copa, rematados con tul y plumas, y la presencia del encaje en casi cada creación, incluida una sofisticada pareja de leggings de seda en color plata.

Los trajes cóctel han dado paso a los looks de noche, que también se mueven entre los tonos terrosos, aunque las creaciones más atrevidas incluyen pinceladas de azulón, fucsia y perla. El negro, casi siempre en vestidos de líneas sinuosas y casi líquidas, apuesta por el 'look murciélago', con amplias mangas asimétricas, que se funden con los contornos de la silueta.

Los tinerfeños Marcos Marrero y María Diaz, que ya brillaron en la pasada edición con una memorable colección de fiesta en color negro y azul plagada de golondrinas de cristal, han vuelto a sorprender, esta vez incluyendo en su pase una pequeña muestra de trajes de novia. Conjugando lo mejor de la costura vintage con apuestas vanguardistas dignas de la mejor pasarela de pret-a-porter, la firma apuesta por los tonos nude, piedra, y gris, sin olvidar el eficaz combo de blanco y negro en los vestidos cortos: delicadas composiciones semitransparentes, que juegan a combinar encaje, gasa, plumas, strass, pedrería y lentejuelas. Destacan: los cuellos-gargantilla forrados de cristal y las enormes lágrimas color oro y verdemar de inspiración art decó en los vestidos de noche.

Más sobre

Regístrate para comentar