Barcelona Bridal Week: Francis Montesinos, Juanjo Oliva y Franc Sarabia

El triple desfile ha mostrado algunas de las tendencias de novia y fiesta para 2011

nullVER GALERÍA

Al ritmo de la guitarra española, el valenciano Francis Montesinos ha dado rienda suelta a toda la raza que suele impregnar sus colecciones prêt-à-porter, con un desfile de novias marcado por los volantes y grandes volúmenes, en mikados, rebrodés, gasas y organzas. Aires mediterráneos donde los mantones, los cortes a la cadera y las botonaduras vistas se integran en el total look de la novia. La nota de color: un larguísimo lazo-fajín en gasa color púrpura, a tres alturas.

Más internacional ha sido el estreno nupcial de Juanjo Oliva, cuya primera colección de vestidos de novia y fiesta ha seguido muy de cerca los pasos de algunas de las líneas y tendencias que suelen marcar sus colecciones en la Cibeles Madrid Fashion Week. Líneas arquitectónicas que investigan las curvas y rectas mediante maxilazos, y cortes rectos, con hombros muy marcados que apenas dejan espacio a la improvisación. Los acabados limpios contrastan en intesidad con las gamas de color: azules, pistachos, rosas y grises para madrinas e invitadas, y blanco puro para las novias, donde el diseñador se permite incluir detalles más vintage, exclusivos de este tipo de vestidos: broches de cristal, escote ilusión, hombros desbocados, pedrería, capas cortas... El contraste: las creaciones ochenteras en rojo y fucsia, con detalles en negro.

La esencia del azahar y de los rayos de sol inspira al diseñador de la firma Franc Sarabia: su colección para 2011 se llena de magia y duende con texturas suaves que se adaptan al cuerpo. En el caso de los vestidos de fiesta, además, la firma apuesta por el contraste entre los vestidos cóctel y el 'combo' de chaqueta y falda a la rodilla, en múltiples colores: azulones, verde limón, nude, rosa, rojo, gris, verdemar, petróleo... El toque chic lo ponen los encajes, en tonos negro o crema, superpuestos sobre los tejidos metalizados con algunos destellos de cristal. La gran apuesta: el vestido de noche recubierto de paillettes, en colores negro y plata.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más