• Noticia
27 ABRIL 2010

Novias 'XL': Así eres, así es tu vestido

Campana, cilindro, diábolo... Descubre cómo sacarle el mejor partido a tu vestido de novia



Las curvas están de moda. Así lo dicen las celebrities, cada vez más dispuestas a renunciar a las tallas imposibles en favor de la clásica figura curvilínea puesta de moda por las estrellas del cine de los 50, los editoriales de moda, que incluyen modelos de todas las tallas, y las pasarelas, que apuestan tanto por tops de talla mini como XL. Lo que se lleva es la belleza real, seas como seas, y de ahí que la búsqueda del vestido de novia de tus sueños pueda ser tan placentera y divertida ya luzcas una talla u otra.

Hoy en día, la gran mayoría de casas de novias dispone de un amplísimo abanico de tallajes, por lo que, si te has enamorado de ese vestido de corte princesa de Rosa Clará o de un camisero clásico de Pronovias, lo más probable es que no encuentres problemas a la hora de dar con el tallaje adecuado para ti. Los talles de costura a medida son otra de las opciones más recurrentes para todas las novias que quieran verse perfectas, dentro de un vestido que siente como un guante. Lo más importante: tener seguridad y confianza en tu propia belleza, invertir en un conjunto de lencería y corsetería que favorezca tus curvas y te haga sentir sexy al mismo tiempo, y conocer a fondo los detalles de tu silueta para saber dónde están tus puntos fuertes. ¿No sabes en qué tipo encajas? Repasa los tres clásicos y descubre cuál es el vestido perfecto para ti:

Campana. O tipo pera, es una de las figuras más comunes entre las mujeres: de hombros y cintura estrechos, y caderas y piernas anchas, el truco para sentirse perfecta está en compensar la silueta añadiendo algo de volumen a la zona superior del cuerpo, ya sea mediante las mangas o el cabello. Los vestidos de corte imperio, y los strapless con falda campana suelen ser los más favorecedores, ya que dejan al descubierto los hombros y el cuello, y disimulan el trasero sin necesidad de trucos de magia...

Diábolo. La figura soñada por muchas mujeres: pecho y caderas anchas, y cintura estrecha, este tipo de siluetas está lleno de curvas, por lo que a veces, especialmente al hablar de un delicado vestido de novia, es necesario reducir y 'frenar' en alguna, jugando con los cortes y los tejidos. Las faldas estrechas con vuelo en la parte inferior (más conocido como el clásico vestido 'sirena'), sientan a las mil maravillas.

Cilindro. Ganas peso y enseguida se nota en la cara, el pecho, los hombros... Si este es tu caso, antes de desanimarte tras pasar por mil y un vestidos palabra de honor prueba con los vestidos de manga tres cuartos o francesa, en encaje o bordados con transparencias. Este tipo de silueta suele estar bendecido por unas piernas largas y delgadas, que se mantienen estables aunque se gane o pierda peso. Para sacarte el máximo partido, apúntate a los tejidos drapeados y deja las piernas al aire con un vestido 'mini'.

¿Quieres saber cuáles son las tendencias nupciles para 2010? No te pierdas nuestro Especial

- - -

Dale "Me gusta" a nuestra página de ¡HOLA! en Facebook

Más noticias sobre...