Cinco consejos para elegir la fecha perfecta

¿Sabes como dar con el día ideal para el 'si quiero'?



Os casáis y queréis anunciarlo a bombo y platillo, pero... antes de lanzaros a avanzar vuestros planes a vuestra familia y amigos, es conveniente que os aseguréis de que la fecha escogida es la mejor para vuestro enlace, y lo más importante, que está cien por cien disponible. ¿Quieres saber cómo acertar a la hora de elegir la fecha para el día B? Sigue estos cinco consejos.

  • Muchas parejas lo tienen claro: pase lo que pase y caiga quien caiga, lo importante es el emplazamiento. La disponibilidad de la Iglesia suele determinar la fecha en la mayor parte de las bodas: si quieres un sitio especial, lo más normal es que os tengáis que adaptar a los huecos existentes. Algo similar sucede con el lugar para la recepción y banquete: si es un sitio muy solicitado, reserva cuanto antes para evitar que otra pareja se os 'cuele' por delante en la lista de espera. La temporada alta (que se extiende entre los meses de mayo y septiembre) puede convertirse en una auténtica 'guerra de novias', a la caza de fecha. Si tienes claro de antemano alguno de los proveedores que quieres contratar, acude cuanto antes para cerrar fechas.
  • El presupuesto es una parte determinante del tiempo que puede llevar preparar una boda. Si quieres una ceremonia sencilla, con pocos invitados, lo más probable es que tu budget no se dispare, y te sea relativamente sencillo organizar una ceremonia con rapidez en pocos meses. Si sueñas con un banquete por todo lo alto, con cientos de comensales y ramos de flores en cada mesa, lo más probable es que tengas que tomarte unos cuantos meses de margen para organizarlo todo y, lo que es más, para ahorrar el dinero suficiente para afrontar el gasto que supone organizar una boda de grandes dimensiones.
  • Muchas parejas se dejan llevar por el romanticismo, y escogen una fecha significativa para ambos para darse el 'si quiero': la primera cita, el primer beso, la boda de los padres de alguno de los dos, San Valentín, un aniversario especialmente emotivo, un cumpleaños... ¿Hay algún día marcado en rojo en el calendario para ti?
  • Considera tu propia flexibilidad y capacidad de adaptarte al clima. Si eres una persona 'de sol', no te lo pienses y reserva en temporada alta, a pesar de que esto dispare un poco el presupuesto: las posibilidades de tener una boda bajo un sol radiante se multiplican en estos meses, y te harán disfrutar de tu gran día con una sonrisa. Si por el contrario no te molesta la lluvia, es más, eres partidaria de sacarle provecho a todas sus románticas posibilidades, recorta gastos casándote entre los meses de octubre y abril. El clima afecta también a la luna de miel: el punto y final a la carrera de fondo que supone organizar y celebrar una boda es motivo suficiente para determinar el cuándo y el dónde. Si vas a cambiar de hemisferio, ten en cuenta la estación del año y los fenómenos climatológicos de tu destino, y ajusta la fecha de la boda para disfrutar de tus merecidas vacaciones.
  • Y si no sabes que mes elegir, deja que las estaciones te inspiren: la primavera es el mejor momento para las novias que sueñan con inundar su boda de flores. El verano trae consigo largos días de sol y noches cálidas, perfectos para celebrar una ceremonia al aire libre. El otoño incorpora tonalidades únicas a nuestra paleta de colores, como el rojo, el bronce y el oro. Y el frío invierno permite ofrecer a nuestros invitados un banquete por todo lo alto, plagado de platos cálidos y deliciosos.
¿Tienes ya claro cuándo te casas? ¿Qué te ayudó a decidirte? Opina en el foro de hola.com

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más