Una boda diferente: Cásate en una bodega

El enoturismo se ha convertido en una de las opciones más demandadas por las parejas a la hora de organizar su boda


Con historia, en un entorno natural incomparable y una carta de vinos excelente. ¿Qué más se puede pedir? La celebración de bodas (tanto el banquete, como la recepción e incluso la ceremonia) en las dependencias de una bodega se esta volviendo una estampa cada vez mas común entre las parejas que se casan, especialmente en regiones con gran tradición vinícola, como La Rioja, Málaga o la Ribera del Duero. Las larguísimas extensiones de viñedos y las modernas instalaciones que los acompañan, a menudo construidas sobre antiguas dependencias restauradas e integradas en perfecta armonía con el entorno, hacen de estos enclaves un lugar perfecto para darse el 'sí quiero' y, al mismo tiempo, disfrutar de algunos de los caldos más exquisitos de la tierra en primerísima persona.

Conscientes de esta tendencia, cada vez más bodegas se están lanzando a acondicionar sus instalaciones, para dar cabida a un mayor número de comensales en sus salones o carpas, y muchas disponen ya de servicios de catering exclusivos, que no tiene nada que envidiar a los de caseríos y salones especializados en menús nupciales.
Lo mejor: además de la excelente selección de vinos, muchas bodegas son, a su vez, espacios de turismo rural, por lo que disponen de habitaciones de hotel, spa y suites perfectamente acondicionados para que paséis una noche de bodas de auténtico lujo, déis alojamiento a vuestros invitados más cercanos, o disfrutéis de los mas exclusivos tratamientos de belleza días antes de la boda, y afrontar el gran momento con vuestra mejor cara.

Direcciones:
Hotel Arzuaga
Valbusenda Resort
Bodegas Cepa 21
Bodega Irius

Más sobre

Regístrate para comentar