Barcelona Bridal Week 2010: Cabotine, Fuentecapala y De la Cierva & Nicolás

La última jornada de desfiles se centra casi exclusivamente en los vestidos de fiesta

Desde intensos tonos neón hasta flores del Pacífico. La colección de vestidos de fiesta de Cabotine para 2010 se dirige a una mujer cosmopolita, exótica y camaleónica, que es capaz de adaptarse a todos los entornos sin perder un ápice de feminidad. La línea que lo une todo: la pedrería, esta vez en brillantes colores coral y turquesa, deslumbra en forma de cinturones y gargantillas, casi como auténticas joyas, que destacan sobre las sedas naturales en colores morado, verde, fucsia o limón. Los escotes predominantes: el romántico corazón, el siempre efectista halter, el clásico palabra de honor o el must de la temporada, el asimétrico con un hombro al descubierto, aparecen tanto en los monos de una pieza, como en minivestidos y trajes cóctel. El toque sexy: las combinaciones de pitillo con chaquetas oversize en color negro, los maxivestidos estampados con motivos florales en colores tierra y fuego y las creaciones en rosa palo, plagadas de flecos, en tops, minifaldas y mantones.

Con fragmentos de audio sacados del clásico de Disney, La Bella Durcmiente, la firma De la Cierva & Nicolás han presentado sus propuestas en vestidos de novia para 2010, con una puesta en escena que ha resultado a todas luces peculiar: durante la primera parte del desfile, las modelos han portado un curioso parche de plumas sobre el ojo, al más puro estilo Dama de Éboli, que sin duda confería un aire mucho más misterioso a los vestidos de volantes enroscados, que recuerdan a los pétalos de un clavel. La segunda parte ha contado con una escenografía aún más críptica, cuando las novias han saltado a la pasarela luciendo una mascarilla sobre el rostro -que inmediatamente ha recordado a la famosa gripe A-, y una botella de agua en la mano. Brocadas, hojas, tejidos ajironados, troqueles deshilachados y cortes babydoll son algunas de las propuestas de la firma, que remata sus creaciones más suntuosas con cristales de Swarovski e hilo de plata.

Los chicos también han tenido su hueco en la cuarta y última jornada de desfiles de la Barcelona Bridal Week. El diseñador Fuentecapala ha presentado sus propuestas de ceremonia masculina durante el transcurso de la mañana, con multitud de trajes de chaqueta de cortes clásicos, donde la mayor innovación son las corbatas y chalecos de seda estampados, en brillantes tonos pastel. La paleta de colores: negro, zinc, ceniza y ciruela, siendo este último una constante para los novios más vanguardistas: chaquetas, pantalones y hasta zapatos se tiñen de pruno de cara a la temporada que viene. La modelo Eva González, ex Miss España y muy de actualidad por su relación con el torero Cayetano Rivera, ha sido la única presencia femenina del desfile, ataviada, eso sí, con un traje sastre de chaqueta granate alevitada y pantalón de rayas.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más