Barcelona Bridal Week 2010: El cuento de hadas de Victorio & Lucchino

Los sevillanos llenaron la pasarela de nenúfares para dar la bienvenida a su nueva colección

Proyecciones de unicornios, burbujas, humo y una resplandeciente pasarela plagada de nenúfares fue el entorno elegido y diseñado por Victorio & Lucchino para presentar su colección de novias 2010. Un mágico cuento de hadas, donde las princesas abandonan su palacio de cristal para vestirse con las tendencias nupciales más románticas y sofisticadas: tules, encajes, rasos y sedas visten a la novia sevillana por excelencia, en colores caramelo, marfil y vainilla.

Una vez más, no faltan las notas características del dúo creador: flores, bajos rizados cortados al bies, lazos, piezas verticales... Aunque son sin duda los volantes los que acaparan todo el protagonismo, especialmente en las colas, que nacen desde mitad de la espalda y caen en cascada hasta el suelo. Los velos de tul se alargan varios, creando un efecto óptico sorprendente y dramático, y algunos incluso se cubren de hojas de gasa casi invisibles.

La línea sirena contrasta con el escote caja, que bebe de épocas pasadas, y se recrea en los pequeños detalles, siendo los tocados y peinados una auténtica obra de arte en forma de nido, con profusión de mariposas, flores y mágicas criaturas del bosque.

Victorio & Lucchino no se olvidaron de los novios, presentando una pequeña y discreta muestra de outfits para chicos: con tejidos ligeramente brillantes, los novios ideados por los sevillanos se ajustan a los cánones de color tradicionales -negro, marengo, marrón chocolate, gris perla-, y algunos incluso se atreven con la máxima etiqueta, añadiendo a su levita unos elegantes guantes de piel en color crema.

Más sobre

Regístrate para comentar