¿Boda en invierno? ¡Olvídate del frío!

Te damos sencillos trucos para estar calentita en tu gra día

Diciembre, enero, febrero… meses blancos y ¡muy fríos! Si tu fecha de boda es en alguno de ellos, está claro que tendrás algunas ventajas a la hora de organizar el presupuesto, pero, sobre todo, numerosos y 'frioleros' inconvenientes. ¿Quieres saber cómo 'abrigar' tu boda este invierno? Te damos algunas ideas para que tu gran día sea lo más cálido posible.

  • Lo primero: no renuncies al vestido de tus sueños. Ya sea con escote palabra de honor, tirantes forrados de strass o espalda al descubierto, tu vestido debe ser siempre el que tú elijas, independientemente de la temperatura exterior. ¿Los trucos para combatir el frío? Las estolas de piel, los boleros, las capas y pashminas diseñados especialmente para las novias, serán tus mejores aliados a la hora de protegerte de las temperaturas bajo cero. Con plumas, ribeteadas en piel, acolchadas… todo un lujo con el que dar un toque distinto a tu look de novia y estar calentita.
  • Aunque no cedas en el diseño de tu vestido, siempre puedes procurar buscar los tejidos que mejor se adapten a las temperaturas propias de estos meses. Combinando encaje con sedas, lanas y piel lograrás protegerte sin perder un ápice de glamour.
  • Las piezas desmontables son otra opción a la hora de confeccionar un vestido de novia de cara al invierno. Piensa que, al fin y al cabo, en el salón en el que celebres la recepción y el banquete estará calentito, así que siempre puedes optar por un vestido algo más abrigado para la ceremonia, que te permita mayor libertad de movimientos más tarde librándole de las mangas.
  • Si no quieres renunciar a un book de fotos al aire libre, no lo dudes: busca un entrno en el que te permitan distribuir antorchas y calentadores para que puedas lucir radiante en todas las fotos. ¿Imaginas un álbum con un paraje nevado de fondo?
  • Para darle un toque de calidez a tu gran día, no olvides las velas: en la Iglesia, en los centros de mesa, en las fotos… Las velas darán ese toque de luz que a veces falta en los días más grises del invierno.
  • La moda de las botas vistiendo los pies de las novias no es algo nuevo: muchas firmas, como Sara Navarro, llevan años diseñando botines de ensueño en color nácar y forrados de piel, que vistan tus andares como un genuino zapatito de cristal. Olvídate de las sandalias de siempre y apúntate a esta tendencia.
  • Para entrar en calor, nada mejor que un buen banquete, plagado de platos cálidos y deliciosos: una crema de setas y trufas para abrir boca, solomillo de ternera o pato al horno como plato principal, y una selecta selección de licores y cafés para cerra el convite os harán entrar en calor a ti y a tus invitados.

    ¿Quieres ver nuestra selección de complementos 'aptos' para las bodas más invernales? Entra en la galería de imágenes.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más