'Kit' de belleza para novias: ¿qué debes tener cerca el día de tu boda?

Papel matificante, peine, horquillas, corrector… toma nota de todo lo que te proponemos

Emoción, lágrimas, besos, carreras de un lado para otro y sobre todo muchos nervios son algunos de los estados más habituales entre las novias el día de la boda. Por eso, y para estar perfecta y disfrutar de cada segundo sin preocuparte de nada más, es indispensable que cuentes con un ‘kit de superviviencia’ que te permita lucir radiante sin que nadie sepa cómo. ¿El truco? Confía en tu madrina o en tus damas de honor, y hazles partícipes de los pequeños secretos de belleza que te contamos para que estés perfecta desde la mañana hasta la noche…

Lo primero y más importante: el espejo. Si tienes que corregir algún pequeño defecto o retocar el maquillaje, necesitarás tener uno a mano para los momentos en que no tengas cerca un lavabo al que acudir. En el coche, antes de entrar en la Iglesia, durante la sesión de fotos… Procura encontrar uno que tenga lente amplificadora para que no se te escape la más pequeña imperfección.

Los días previos a la boda suelen conllevar grandes dosis de estrés para las novias: descubrir que hemos adelgazado o engordado un par de kilos, ajustar el vestido, las pruebas de maquillaje, invitados que cancelan en el último minuto… Un sinfín de detalles que alborotan nuestras hormonas, y afectan al aspecto de la piel o lo del pelo. Por esta razón, es muy habitual que las novias se levanten la misma mañana de la boda con algún indeseado granito o manchas que normalmente no suelen estar ahí: tranquila, relájate, y haz uso de un lápiz corrector específico para este tipo de imperfecciones. El sudor, y los inevitables brillos en la nariz, frente y barbilla, son otros de los grandes enemigos de las novias durante el ‘día D’. Para combatirlos, nada mejor que tener cerca papel matificante para pieles grasas y una brocha y polvos compactos: presiona suavemente sobre el rostro hasta que el papel absorba los brillos, y termina con un toque de polvos compactos para fijar el maquillaje e iluminar la piel. Nadie notará el menor síntoma de nervios…

Para tener los labios hidratados y brillantes durante todo el día, lo más eficaz es conseguir una barra de labios igual a la elegida por el maquillador, o, en su defecto, un brillo labial de larga duración: después de la ronda de besos, al final de convite, antes de las fotos... Utiliza el espejo, y aplica un par de pasadas con cuidado: parecerá que acabas de salir de la cama aunque lleves horas despierta. La máscara de pestañas waterproof será una de tus mejores aliadas en este día tan especial en el que los sentimientos están a flor de piel. Claro que nunca está de más tener cerca de alguien que porte un pequeño paquete de pañuelos de papel: evitarás posibles desastres si actúas con rapidez.

Una vez resueltas las emergencias que tienen que ver con el maquillaje, queda lo más importante: ¿qué hago si se me rompen las medias o el vestido? Piensa en todo lo que puede salir mal, y procura tenerlo previsto por adelantado: medias de repuesto, horquillas para el peinado, aguja e hilo, sticks antiampollas, desodorante, laca y perfume en formato ‘mini’, un cepillo de viaje, bailarinas por si se nos cansan e hinchan lo pies, analgésicos y pastillas para la acidez…

¿Se te pasó algo por alto a la hora de preparar tu 'kit' nupcial? ¿Qué recomendarías a las futuras novias? ¡Comparte tu opinión con las lectoras de hola.com!

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más