Cinco destinos muy románticos para la luna de miel

Te damos las pistas para organizar una luna de miel de auténtico ensueño

La luna de miel es uno de los momentos más esperados por los novios después de la boda: ¿qué mejor que pasar unas vacaciones de auténtico ensueño en las que relajarse y disfrutar al máximo en compañía de la persona a la que acabamos de dar el ‘sí quiero’? Las arenas blancas de Bora Bora y Krabi, el exotismo de África, una romántica estancia en París o un viaje gastronómico a Barcelona son nuestras cinco propuestas más románticas para elegir el destino perfecto. ¡Feliz viaje!

  • La isla de Krabi
    La isla de Krabi, en Tailandia, es uno de los destinos más espectaculares y recónditos del mundo, y un lugar maravilloso para ir de luna de miel. Playas de arenas blancas y aguas de color esmeralda, aves exóticas, palmeras, riscos de piedra caliza y una cultura milenaria se dan la mano en el exclusivo hotel Rayavadee Resort, a los pies de la playa de Phra Nang. Más de once hectáreas de jardines tropicales plagados de arboledas de coco y salpicadas con 98 cabañas de lujo en madera pulida, decoradas al estilo tailandés tradicional. Pasear por sus románticas playas, almorzar en uno de sus cuatro restaurantes, recibir juntos un masaje con agua marina y disfrutar de una barbacoa bajo la luz de la luna en una de sus exóticas playas puede ser uno de los días perfectos en esta isla de ensueño.

  • Safari por Sudáfrica
    Para las parejas más aventureras, los safaris por Sudáfrica son una oportunidad única para conocer una de sus grandes perlas: las reservas naturales, plagadas de jirafas, cebras, antílopes y elefantes, en un espectacular catálogo de especies, que podréis observar en su estado natural tan cerca como sea posible. Las estancias más demandadas: los lodges, unas cabañas integradas en la naturaleza con todo lujo de detalles, que os permitirán tanto realizar excursiones por la sabana africana como contemplar desde lo alto de vuestra habitación bandadas de flamencos en pleno vuelo. En Singita Game Reserves encontraréis diferentes destinos en reservas y parques naturales.

  • Bora Bora
    Uno de los destinos preferidos por las parejas de todo el mundo para celebrar su luna de miel es Bora Bora, un atolón de la Polinesia francesa en cuyo centro se erige un espectacular volcán extinto. Bora Bora ofrece algunas de las vistas del ecosistema marino más espectaculares del mundo, y uno de los atardeceres más románticos que podréis contemplar jamás. Bora Bora concentra, además, un gran número de hoteles de lujo, aunque son sin duda los originales palafitos los alojamientos más demandados: exclusivas cabañas de madera ubicadas sobre postes y con suelo de cristal transparente, como las del hotel Le Méridien, que os permitirán contemplar los arrecifes de coral y sus exóticos peces de colores. Nadar junto a tortugas de carey, alimentar a los tiburones limón y terminar el día disfrutando de una tamaara, el festejo tradicional de la isla que incluye una sensual danza maorí, mientras degustáis una exquisita cena a base de marisco y pescado de la zona son sólo algunas de las bondades que ofrece la isla.

  • París
    Uno de los destinos europeos predilectos por los enamorados: la ciudad de la luz es un escenario romántico como pocos, que os permitirá disfrutar de unos días de ensueño sin necesidad de disponer de un presupuesto astronómico. Rincones llenos de magia, restaurantes de alta cocina, lugares cargados de historia, multitud de tiendas y una animada vida nocturna hacen de París la ciudad del amor por excelencia, perfecta para los más urbanitas. A pocos metros de los Campos Elíseos, el hotel Four Seasons os dará la bienvenida en uno de los entornos más típicos de la ciudad. De estilo sobrio y clásico, este hotel posee el spa más lujoso de la ciudad: rodeados de pinturas datadas en el siglo XVIII, podréis disfrutar de un masaje relajante en pareja, reflexología, manicura caliente o un baño en aceites esenciales de vainilla o coco, que os dejarán a punto para hacer unas compras por el cosmopolita barrio de Le Marais, tomar un chocolate con pasteles en el Café Angelina o cenar en el pintoresco y bohemio barrio de los pintores, junto al Sagrado Corazón.

  • Can Bonastre, en Barcelona
    No es necesario salir de España para encontrar un lugar idílico en que pasar la luna de miel más romántica. La masía de Can Bonastre, a pocos kilómetros de Barcelona, da cabida a un exclusivo hotel con spa y una espectacular bodega con vinos de firma propia. Cuatrocientos años de historia vinícola a los pies del macizo de Montserrat, que se extienden a lo largo de más de cien hectáreas de viñedos y bosques. Pasear a caballo, iniciarse en la cata de vinos y el maridaje, o degustar un delicioso desayuno gourmet, un atardecer con cóctel y una cena gastronómica con vinos de la casa sin algunas de las actividades más demandadas en este pequeño hotel ecológico. Doce habitaciones de lujo, con recibimiento especial para las parejas a base de flores, cava y frutas exóticas, y un exclusivo tratamiento de sensaciones orientales, suponen todo un lujo para los sentidos, que pondrá un punto y final perfecto a esta feliz etapa.

    ¿Tiene ya destino para su luna de miel? ¿Prefiere la tranquilidad de una playa paradisíaca o mejor una semana de aventura?¡Cuéntenoslo en el foro!
  • Más sobre

    Regístrate para comentar
    Leer más