¿Cómo redacto las invitaciones de la boda?

Le damos todas las respuestas para elaborar unas invitaciones de boda perfectas

¿De tú o de usted? ¿Debo incluir invitación a la ceremonia y al banquete? ¿A nombre de quién las envío? Éstas son sólo algunas de las dudas que nos pueden asaltar a la hora de confeccionar nuestras invitaciones de boda. La invitación se considera la carta de presentación de los novios, y debe asimismo dar una idea de cómo será el tono de la ceremonia sin perder la impronta personal de la pareja: divertidas, clásicas, sencillas, vanguardistas... ¿Sabe todo lo que hay que saber sobre invitaciones de boda?

  • ¿Quién realiza la invitación?
    Tradicionalmente, es costumbre que sean los padres de los contrayentes quienes realicen la invitación a la boda de sus hijos, aunque últimamente es cada vez más habitual ver invitaciones firmadas por los propios novios. En este caso, el tono es más distendido, y muchas veces la pareja opta por adjuntar una breve carta más personal, en la que repasa su relación e invita a amigos y familiares a asistir al enlace.
  • ¿Qué debo incluir en el sobre?
    Lo más recomendable es hacer dos tipos de invitaciones, ya que no todos los asistentes a la ceremonia acuden al banquete (los denominados ‘invitados de compromiso’). La tarjeta invitando a la ceremonia, el plano de acceso a la Iglesia y un par de tarjetas de confirmación de asistencia será suficiente, aunque nunca está de más incluir algo de información acerca del regalo o la lista de bodas si la hubiera.
  • ¿Cuándo envío las invitaciones de la boda?
    Aunque muchas veces muchos de nuestros allegados saben del compromiso meses antes de que el enlace tenga lugar, es necesario enviar las invitaciones, como mínimo, dos meses antes del gran día, para que a los invitados les de tiempo suficiente para planificarse, avisar con antelación en caso de que no puedan asistir, comprar el regalo, encontrar un atuendo adecuado... Si además alguno de los invitados vive en el extranjero, será necesario invitarle con más antelación que al resto, ya que deberá planificar viajes, traslados, alojamiento...
  • ¿Qué debo incluir en el texto?
    El formato clásico de invitación suele ser siempre muy parecido. Lo más habitual es que en la cabecera aparezcan los nombres de los padres de los contrayentes. A continuación, un breve texto que invite a asistir al enlace, y más abajo los nombres del novio y de la novia. Lo siguiente es informar de la fecha, hora y lugar de la boda, la recepción y el banquete, rogando la confirmación de asistencia a través de un número de teléfono o de la tarjeta de confirmación. En el caso de que sean los propios novios los que inviten a la boda, la tarjeta será mucho más sencilla e informal, e irá encabezada por sus propios nombres invitando a asistir al enlace. Eso sí: nunca deberán faltar los datos referentes al emplazamiento y horario de la ceremonia.
  • ¿De tú o de usted?
    La decisión de tutear a los invitados en las invitaciones dependerá del grado de familiaridad de estos con la pareja. Muchas parejas optan por hacer dos tipos de invitaciones, formales e informales, que enviar a familia y amigos respectivamente.
  • ¿A quién le envío la invitación?
    Cuando una invitación no es personal (incluye a más de una persona), normalmente con una sola abarcaremos a todo el núcleo familiar al que se dirija (padres e hijos). En los casos en que la pareja invitada tenga hijos mayores, se les deberá enviar una invitación aparte o especificarse en el sobre.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más