El vestido de novia perfecto

Diez consejos para dar con el vestido de nuestros sueños

No hay más que revisar cualquier revista de moda para darse cuenta de la infinita variedad de modelos que existen a disposición de las novias: cada temporada, diseñadores de todo el mundo confeccionan auténticas maravillas en seda, tul y organza, para que todas tengan la oportunidad de encontrar el traje de sus sueños. Si usted está en plena 'operación vestido', es probable que aún ande buscando sentir ese 'chispazo' con uno de los modelos de esta temporada. Le proponemos diez sencillos pasos para que la elección de su vestido sea ¡perfecta!

1. Disfrutar de la búsqueda. Si hemos organizado todo con antelación, no hay razón alguna para agobiarse porque no encontremos el vestido a la primera. Relajarse y disfrutar de la ‘caza y captura’ del traje de novia es uno de los momentos más entrañables y divertidos para las novias, que buscan el segundo flechazo de sus vidas.

2. Confíe en su instinto. Muchas novias sienten un pálpito cuando encuentran ‘ése’ vestido que es diferente a los demás: ya sea porque les sienta como un guante, porque sea especialmente confortable o porque se transformen en princesas al llevarlo, la intuición es una de las mejores amigas a la hora de elegir el modelo ideal.

3. Aunque es normal llevar ideas preconcebidas, no resulta extraño que la novia al final se decante por un look o corte inesperado. El secreto está en dejarse sorprender, y probar con todo tipo de vestidos, incluidos los que a primera vista pensemos que no nos van a sentar bien.

4. Las revistas de novias, webs especializadas y foros son una guía perfecta para las que anden más desencaminadas. En nuestros especiales podrá encontrar todas las tendencias en vestidos de novia de cada temporada.

5. Acuda a la tienda acompañada por una o dos personas de confianza: verán el vestido desde todos los ángulos, y le ayudarán a tomar la decisión correcta.

6. No se conforme con cualquier vestido: es un día muy especial, y es preciso estar radiante, a gusto y libre de dudas. Visite por lo menos cuatro tiendas diferentes antes de decidirse.

7. Tener en cuenta el tipo de ceremonia que vamos a celebrar ayuda a acotar la búsqueda: la estación, el lugar, la hora... Este tipo de factores tienen que ver sobre todo con el tejido: los ambientes húmedos o demasiado secos, por ejemplo, pueden dañar los más delicados.

8. Acuda a las pruebas ataviada con zapatos de tacón similar a los que llevará el día de su boda: alto, medio, bajo, con cuña, sandalia...

9. A menos que se disponga de dos vestidos, uno para la ceremonia y otro para el banquete, lo más normal es que el que elijamos se convierta en nuestra segunda piel durante todo el día. Los vestidos de novia son prendas aparatosas, así que pruebe a realizar con antelación todo tipo de gestos: sentarse, levantar los brazos, bailar...

10. Ser conscientes del propio cuerpo. Aunque tengamos planeado seguir una eficiente dieta, hay que tener en cuenta que no sólo la talla influye a la hora de escoger el vestido: la altura, la forma de los hombros, el tamaño del pecho, la proporción de cintura y cadera... Todo influye a la hora de seleccionar el escote o caída adecuados. Ser crítica con una misma, y saber potenciar nuestros puntos fuertes, nos ayudarán a la hora de dar con el vestido perfecto.

  • Si es menudita... Si la novia es más bien bajita, es probable que le favorezcan los cortes imperio de líneas rectas. Por contra, los complementos grandes, cinturones y bordados en la zona baja del vestido achatan la figura.
  • Si es rectilínea... Carecer de curvas es uno de los retos más difíciles a la hora de vestir. En este caso, es fundamental modelar la cintura con un corpiño, y dar sensación de caderas con una falda tipo globo o princesa, con corte en 'uve' en la cintura.
  • Desproporción entre caderas y pecho... Las novias con mucho pecho y poca cadera o viceversa deberán optar siempre por un vestido que resalte la parte del cuerpo más ‘desfavorecida’. Los escotes que realzan los hombros, por ejemplo, son muy femeninos, y distraerán la atención de las caderas si se combinan con una falda lisa. Los pechos generosos deberán optar por cuerpos discretos de mangas ceñidas (las abullonadas no harían más que aportar volumen a esa zona), y faldas vaporosas y amplias.

    OPINE EN NUESTRO FORO

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más