Una boda de cuento de hadas

Castillos, palacetes, casas coloniales... descubra entornos mágicos donde celebrar su enlace

Una gran carpa blanca, rosas, velas de las mil y una noches, una vegetación frondosa... Seguro que ha imaginado cientos de veces cómo será el día de su boda. Al margen de los tradicionales hoteles y salones, los castillos, palacetes y masías ofrecen un entorno único, cargado de misterio, donde celebrar un enlace íntimo y muy romántico.

En mitad de un paisaje de ensueño, en Berango (Vizcaya), se encuentra Olagorta, un encantador caserío de piedra y madera de roble enclavado en el corazón del espléndido paraje vasco. Con aforo para trescientos invitados, la casona cuenta con varios salones y carpas donde celebrar un enlace lleno de magia y en el que encontraremos respuesta a todas las necesidades propias de una boda, desde una exclusiva e íntima ceremonia religiosa hasta la preparación del banquete. Muy cerca, en Bilbao, el palacete de San Joseren, construido en 1916, está abierto a la brisa del Cantábrico desde la localidad de Las Arenas. Sus diez salones, cuidados hasta el detalle, y sus jardines arbolados y delimitados por pasillos de columnas de mármol, hacen de sus muros el refugio perfecto para las novias más románticas.

La Casa de los Bates es otro enclave lleno de magia y sofisticación en el que celebrar la boda. Frente a la costa de Granada, y anclada en lo alto de una colina, esta casa colonial del siglo XIX posee unos extensos jardines plagados de árboles centenarios, como magnolios, cipreses o araucarias. Las incomparables vistas del mar y las montañas de Sierra Nevada hacen de este rincón el lugar perfecto para celebrar un enlace al aire libre bajo la radiante luz de Andalucía.

Cerca de Madrid tampoco faltan los espacios evocadores en los que celebrar una ceremonia veraniega, ya sea a plena luz del día o ante la mágica luz de las velas. La villa de los años 30 La Camarga está ubicada en una finca de 500 hectáreas plagada de encinas y campos de cultivo, propios del paraje castellano, un jardín francés y un espectacular invernadero que sirve las veces de carpa en la que celebrar sofisticados banquetes. A pocos kilómetros de la capital, a las afueras de Toledo, El Cigarral de las Mercedes es otro espacio inolvidable en el que disfrutar con la pedida de mano, el intercambio de votos, el convite o la suite nupcial. Su equipo de estilistas y especialistas en protocolo ceremonial es experto en diseñar enlaces al gusto de los novios, cuidando todo lujo de detalles tanto en bodas religiosas como civiles. El Cigarral cuenta con tres espacios: un romántico balcón toledano rodeado de exuberante vegetación y donde es habitual que los novios se den el 'sí quiero' con las históricas vistas teoledanas extendiéndose a sus pies, una casona romántica y una carpa en la que celebrar de fin de fiesta cuando las noches refresquen.

Más información:
La Casa de los Bates
Palacio San Joseren
El Cigarral de las Mercedes
La Camarga
Olagorta

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más