Brille con un maquillaje nupcial a su medida

Desde la frescura de los veinte hasta la serena belleza de la madurez, Max Factor ha creado un look para cada tipo de novia

No importa la edad que se tenga: todas somos iguales ante el altar. Los nervios, la felicidad, y las ganas de estar radiantes, son probablemente los factores más comunes entre todas las novias. Con este motivo, Gregorio Ros, maquillador oficial de Max Factor, ha diseñado tres looks exclusivos específicos para novias, que se ajustan a las diferentes franjas de edad. Porque ser la más guapa de las novias no está reñido con el paso tiempo.

  • La frescura de los veinte
    Las pieles jóvenes tienen una luminosidad muy especial, por lo que es importante que el maquillaje no encubra esta chispa natural con el temido 'efecto mate'. Bases ligeras, como Lasting Performance de Max Factor, resultan perfectas para este tipo de novias, ya que aportan transparencia y viveza sin dejar de matizar el rostro. Eso sí: para lograr un bonito acabado, es necesario aplicarlas con cuidado, y continuar el maquillaje hasta el filo del vestido. Así conseguiremos un efecto muy natural, sin ‘parches’, y que resista durante todo el día.

    Además, el look veinteañero de Max Factor apuesta por acentuar las miradas con sombras en tonos suaves y satinados (rosa palo, anaranjados, colores perlados...), y enmarcar los ojos bajo un suave manto de pestañas. La mejor aliada: la máscara Masterpiece Waterproof, que no sólo alarga las pestañas sino que, al ser resistente al agua, evita los inoportunos desastres provocados por las lágrimas. Por último, el colorete en tonos rosas, anaranjados y terracotas, fundamental para aportar un toque de rubor a este look dulce y sofisticado.
  • Guapas a los treinta
    Para las novias de esta edad, las bases de maquillaje de cobertura media son perfectas, ya que proporcionan un acabado muy suave y natural, camuflando los pequeños rastros del paso del tiempo. La base ligera Miracle Touch de Max Factor, innovadora por su textura ultrafundente, permanece fresca sobre el rostro a lo largo de toda la jornada nupcial y le da un aspecto muy luminoso. Estos bellos rostros, más maduros, suelen presentar manchitas y zonas oscuras que es necesario iluminar o camuflar: un poco de habilidad, un corrector líquido y un toque de polvos sueltos, que evite los traicioneros brillos, harán el resto.

    Pasados los treinta, Max Factor recomienda dar protagonismo a la mirada, jugando con las sombras de ojos en dos colores, en melocotón, magenta, gris perlado o verde, proporcionando un efecto muy bonito y armonioso sobre la mirada, que se agranda gracias a un toque de rimel y una pequeña y sofisticada raya de eye-liner.
  • Serenidad a partir de los cuarenta
    Según nos hacemos mayores, nuestra piel se apaga y luce más opaca que a los veinte. La clave para que una novia de más edad resplandezca en un día tan especial es que la piel del rostro refleje la luz desde el interior. Este efecto se puede conseguir con bases de maquillaje específicas para pieles maduras, como Age Renew, de Max Factor, que favorece la reflexión de la luz, restándole años.

    En lo que respecta a los ojos, Max Factor apuesta por un acabado uniforme en colores suaves: mientras las novias más jóvenes pueden permitirse jugar con más variedad de colores, las novias de más edad deberán permanecer fieles a la elegancia y sofisticación de los tonos conservadores, como melocotones, tierras y rosas. Un suave trazo de Kohl terminará de definir la mirada, aportándole profundidad y un toque de misterio. Esta sutileza permite, además, dar mayor protagonismo a la boca, que se convierte en el centro de todas las miradas con jugosos labios rojos, ciruela o marrón oscuro. La línea Colour Collections, por ejemplo, ofrece una gran variedad de tonalidades, aptas para todo tipo de edades.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más