El Gran Duque Enrique de Luxemburgo apela a la solidaridad en su mensaje de Nochebuena

El Gran Duque Enrique de Luxemburgo apela a la solidaridad en su mensaje de Nochebuena

En su discurso de Navidad el gran duque Enrique de Luxemburgo hizo un repaso a un año que, según sus palabras, se puede considerar como vertiginoso por el gran número de buenas y malas noticias que se han sucedido a lo largo de él. Mientras la crisis económica azotaba en todo el continente, también hubo tiempo para momentos de gran alegría como la boda del príncipe Guillermo con la condesa Stéphanie de Lannoy el pasado octubre o el reciente anuncio del compromiso del príncipe Félix con Claire Lademacher. El Gran Duque aprovechó la ocasión para agradecer al pueblo de Luxemburgo por el cariño mostrado en estas ocasiones tan entrañables para la Familia Ducal. Sin embargo, el Soberano luxemburgués también abordo otros aspectos menos positivos de los últimos meses, como las dificultades económicas que está viviendo Luxemburgo, en donde se está produciendo un descenso de la actividad económica, al tiempo que se toman medidas de ahorro severas por parte de las autoridades públicas. Las consecuencias de esta crisis económica, según el Gran Duque, se están dejando notar en la población del Gran Ducado por lo que es importante solidarizarse con los grupos sociales que están siendo más afectados y hacer frente juntos a la crisis. "La tradición de solidaridad que ha caracterizado siempre a los luxemburgueses es especialmente necesaria hoy", afirmó el Soberano del pequeño estado europeo. Enrique de Luxemburgo terminó con un tono mucho más optimista, convencido de que los ciudadanos de Luxemburgo serán capaces de salvar los obstáculos actuales y afrontar un futuro mejor. "El Luxemburgo de mañana depende de las acciones que tomemos hoy", según el Gran Duque que dijo estar seguro de que su nación estaba preparada para hacer frente a este desafío con valentía y confianza.

Miercoles 26-12-2012

archivo semanal:

Recomendaciones



Horóscopo