Polémica por un viaje privado de Felipe de Bélgica en mitad de una visita oficial

Polémica por un viaje privado de Felipe de Bélgica en mitad de una visita oficial

El príncipe Felipe de Bélgica se ha convertido en el protagonista de la última polémica de la Familia Real belga, motivada por un viaje privado de fin de semana a Tasmania, aprovechando su participación en una misión comercial y oficial a Australia. El Palacio Real ha emitido un comunicado que justifica la decisión de Felipe de Bélgica, y precisa que el fin de semana libre ya estaba previsto y que "permitirá a todos los participantes en el viaje hacer una pausa en medio de una misión muy intensiva, muy exitosa hasta el momento y más larga de lo habitual". Los medios de comunicación belgas cuestionan la conveniencia de esa "visita privada" del príncipe a unos amigos, acompañado de sus consejeros y guardaespaldas, durante este sábado y domingo, en medio de un viaje de trabajo de Felipe de Bélgica a tierras australianas, con motivo de una misión económica donde participan un centenar de empresarios belgas. El Palacio Real insiste en que ese parón de fin de semana "estaba previsto desde el principio y por tanto no tiene nada de inesperado". Además, precisa que, "contrariamente a lo que se ha dicho", los días de descanso no supondrán una interrupción de la misión, puesto que "los interlocutores australianos públicos y privados no tienen actividades profesionales oficiales durante el fin de semana".

Sabado 24-11-2012

archivo semanal:

Otros breves