Isabel II falta a un servicio religioso por un resfriado

Isabel II falta a un servicio religioso por un resfriado

Un resfriado impidió hoy a la reina Isabel II de Inglaterra asistir al servicio religioso dominical en su finca de Sandringham, al que no falta nunca durante sus estancias en la mansión familiar. Una portavoz indicó que el catarro no reviste gravedad y se espera que la soberana esté en forma de nuevo la próxima semana, cuando celebrará la Navidad con su familia en la caso de Norfolk, que, a diferencia de otras residencias reales, no es del Estado sino de su propiedad. Aunque, para sorpresa general, hoy no asistió a la misa en la capilla de Santa María Magdalena, que se ubica en la propia finca, se espera que sí lo haga el día 25, según la portavoz. Decenas de admiradores y vecinos que se quedaron sin ver a la reina expresaron su sorpresa por que hubiera faltado a la cita, ya que, según Mary Relph, de 78 años y que desde 1988 acude cada año a la iglesia para saludarla, "nunca había faltado" cuando se encuentra en Sandringham. Sí acudieron al servicio su esposo, Felipe de Edimburgo, su hijo Andrés y sus nietas Eugenia y Beatriz, entre otros parientes. La ausencia de Isabel II siempre enciende las alarmas por su estado de salud, por lo que su entorno se apresuró a aclarar que solo se recupera "de los restos de un resfriado". "Esperamos que todo vuelva a la normalidad la semana próxima", aseguró la portavoz. El martes, la reina pasará la Navidad en Sandringham con su familia a excepción de su nieto, el príncipe Guillermo, y su esposa, Catherine, que la celebrarán en casa de los padres de ella tras haber recibido el permiso real. Tampoco estará el príncipe Harry, que se encuentra sirviendo como militar en Afganistán.

Domingo 23-12-2012

archivo semanal:

Otros breves

Recomendaciones



Horóscopo