La Familia Real belga recuerda a sus difuntos en una misa cuya tradición se remonta a los años treinta

La Familia Real belga recuerda a sus difuntos en una misa cuya tradición se remonta a los años treinta

Los Reyes de Bélgica, acompañados de la reina Fabiola, los Príncipes herederos y la princesa Astrid con su marido el príncipe Lorenz, asistieron en la Iglesia de Nuestra Señora de Laken a la tradicional misa en recuerdo de los miembros de la Familia Real ya fallecidos. La asistencia a esta eucaristía es una costumbre ya arraigada en la Familia Real belga que se remonta al año 1935, cuando se celebró una misa funeral por el alma del rey Alberto I, fallecido en un accidente de escalada en Marche-Les-Dames el 17 de febrero de 1934 . Tras el fallecimiento de la reina Astrid el 29 de agosto de ese mismo año en un accidente de automóvilse decidió convertir todos los 17 de febrero en una fecha de homenaje y recuerdo a los miembros difuntos de la Familia Real belga. Este año, por razones de agenda de varios miembros de la Familia Real, la celebración de la misa se retrasó dos días.

Miercoles 20-02-2013

archivo semanal:

Otros breves

Recomendaciones



Horóscopo